Foto: Efe

(Valencia, 05 de marzo. El Mundo) Al menos 35 soldados sirios y cinco iraquíes murieron ayer en un ataque lanzado por hombres armados contra la caravana en la que viajaban en la provincia de Al Anbar, al oeste de Irak, según informó una fuente policial iraquí.

Los militares, que entraron en Irak recientemente al tomar los rebeldes sirios el control de un puesto fronterizo, eran transportados por el Ejército iraquí de nuevo hacia Siria cuando ocurrió el asalto.

Entre los heridos figuran soldados sirios y al menos siete iraquíes, según la fuente policial de Ramadi, capital de Al Anbar, que no descartó que aumente la cifra final de víctimas.

El ataque de este grupo armado, perpetrado en la zona de Al Ratba, dejó un autobús y dos vehículos Hummer del Ejército iraquí incendiados.

Bagdad ha atribuido el ataque a un “grupo terrorista sirio infiltrado en Irak desde Siria”, según un comunicado del ministerio de Defensa iraquí.

Las fuerzas de seguridad iraquíes cercaron la zona e iniciaron una operación para perseguir a los atacantes.

Hace días, las autoridades iraquíes informaron de que los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) había retomado el control del paso fronterizo de Al Yarbia, en la frontera con la provincia iraquí de Nínive, tras duros combates con los efectivos del régimen.

Al Yarbia, que en lado iraquí recibe el nombre de Rabia, fue cerrado por las fuerzas de seguridad iraquíes, que impusieron el toque de queda en la zona ante el temor de que se infiltren personas y que la violencia se extienda a Irak.

Con información de elmundo.es.

Comenta esta noticia via Facebook

Actualidad Carabobo » en esta sección

buscador