Foto:Archivo Noticias Carabobo

(Valencia, 27 de enero. Noticias24 Carabobo) La carretera Tipo A Valencia-Güigüe no está en condiciones de ser transitada porque el terreno debajo de la capa asfáltica está húmedo e inestable, en cualquier momento puede ceder un tramo de esta vía, según los cálculos realizados por los miembros de la Comisión de control del nivel y saneamiento del embalse, del Colegio de Ingenieros de Venezuela.

Nizar Richani, integrante de esta comisión, destacó que la carpeta asfáltica está soportada por encima de un terraplén que se construyó como sub-margen, el cual necesita estar libre de humedad, pero actualmente no se cumple por el acelerado crecimiento del Lago, producto de la descarga de las aguas servidas del sistema regional del centro, segunda etapa. “A orillas de la carretera se puede observar la presencia de humedad, producto de la percolación del Lago por debajo de la capa asfáltica y que aparece al otro lado de la carretera”.

A pesar que se ha observado un descenso de unos centímetros y el retiro del agua de la carpeta asfáltica por las lluvias y la época de sequía, cuando inicien las precipitaciones la cota comenzará a crecer nuevamente. Es por ello que el ingeniero considera que a finales de este año las aguas del Lago de Valencia deben superar el nivel de la carretera.

Actualmente la cota del Lago se encuentra aproximadamente en 413.30 y la de la carretera está en 413.8.

Para Richani la solución ante este problema, el cual abarca la carretera de la Isla La Culebra, el viaducto La Cabrera, Mariara, Guacara, San Joaquín y todos los urbanismos al sur de Maracay, es un trasvase para hacer retroceder la cota del lago a 408.00 y detener el crecimiento del lago. “Se tiene que evaluar cualquier impacto del trasvase de las aguas del Lago hacia el Mar Caribe y evaluar el impacto ambiental del trasvase de las aguas del Lago, agua abajo, al embalse Pao – Cachinche para evitar el contacto entre esas aguas”.

El piedraplén es una solución temporal para el criterio de Richani, porque el Lago sigue creciendo y considera que no se puede construir una obra tan alta para que el agua no la supere. “El agua va a superar el nivel de la construcción y luego de tres años nuevamente no lo va a sobrepasar”.

Con información de El Carabobeño.

Comenta esta noticia via Facebook

Actualidad Carabobo » en esta sección

buscador