(Valencia, 01 de enero. Noticias24 Carabobo) Gregg Casarona, un estadounidense virgen, casi deja sin vida a su ahora esposa Jen Gerakaris, motivado a que la lanzó contra una pared tras ser invadido por la emoción de tener su primera relación sexual.

Carasona (150kg) quien triplica el peso de Gerakaris (50kg) no pudo controlar la fuerza, pero cuando vio a su esposa tirada en el piso de la habitación dijo: “Mi reacción inicial fue pensar ¡Ya la maté! Es mi primera vez y Jen está muerta”.

Minutos después la dama recobró el sentido pero se quejó por tener náuseas y dolor de cabeza por lo que tuvieron que llevarla de inmediato al centro asistencial más cercano donde le diagnosticaron conmoción cerebral.

Con información de Noticias24

Comenta esta noticia via Facebook