Foto: César Burguera / Archivo Noticias24 Carabobo

(Valencia, 23 de junio. Noticias24 Carabobo) Para el abogado César Burguera, “resulta realmente vergonzoso y constituye una exhibición de desconocimiento e ignorancia sobre el alcance de la norma, lo aseverado por el Secretario General de AD, Henry Ramos Allup, en el Desayuno en la Redacción de Notitarde, publicado el pasado domingo, cuando indica que la legislación venezolana no señala que los partidos políticos tienen que tener nómina ante el Consejo Nacional Electoral (CNE)”.

A juicio de Burguera, Ramos Allup, “tal vez como abogado y parlamentario en varios períodos constitucionales, desconozca el contenido de los artículos 10 y 16 de la Ley de Partidos Políticos, Reuniones y Manifestaciones Públicas (LPPRM), donde expresamente obliga a los partidos políticos a la presentación de la nómina respectiva ante el órgano comicial, como un requisito para constituirse legalmente”.

Asimismo, el abogado manifestó su sorpresa, “debido a que según confiesa expresamente el mismo Ramos Allup, ningún partido político de oposición ha cumplido con este ineludible recaudo de presentar ante el CNE su nómina de inscritos, para su existencia legal y hasta llega a reconocer que sólo tiene conocimiento de que sería el PSUV el único que habría presentado su nómina de más de 10 millones de militantes ante el órgano comicial”.

Según Burguera, “esta improvisada confesión de un experimentado y veterano operador político como Ramos Allup, es lo que persigue fundamentalmente el recurso de interpretación que interpusimos ante TSJ, para que defina y aclare el verdadero sentido y alcance de las normas electorales”.

Asimismo, agregó que, “estamos en el convencimiento de que de ser cierta la aseveración del Secretario general de AD, en cuanto a la ausencia de una nómina electoral de cada organización partidista, ante el máximo organismo comicial, como lo exige la legislación, quiere decir que el CNE no está actuando conforme a la ley, no está cumpliendo con la Ley de Partidos Políticos y es deber inexcusable del TSJ solventar esta falta”.

Aseveró que si se subsana esta irregularidad como corresponde según la ley, “se podrá evitar la doble militancia o afiliación y evitar el fraude en la manifestación de voluntad, contra el ciudadano común, al ser incluido su nombre en cualquier partido u organización sin su consentimiento, estimulando la proliferación de partidos de maletín”.

Partidos podrían desaparecer

Por otro lado, Burguera indicó que forma parte de su petitorio ante el TSJ sobre esta materia, aclarar errores como en los que incurre Ramos Allup, quien asegura que, lo que dice la ley, “es que si los partidos no sacan en dos sucesivos procesos electorales al menos el 1% de los votos, sea porque van con la tarjeta y no los sacan o porque no presentan la tarjeta, tienen que salir a recoger firmas, es lo que dice la norma y más nada”.

Según el abogado, “craso error el del secretario general de AD, pues no es que tienen que recoger sólo las firmas en ese caso, si no sacan dos veces el 1% que establece la ley, queda de una vez el partido disuelto desde el punto de vista legal, por lo cual lo invito a leerse el artículo 32 de la LPPRMP”.

Agregó que esta estrategia de la tarjeta única, que barrería con el resto de los partidos opositores decretando su desaparición, “es un planteamiento de Henrique Capriles, para desmarcarse progresivamente de su partido y presentarse como una opción independiente, separada de las organizaciones políticas, al considerarla como la única ruta viable para repetir en su aspiración presidencial”.

Asimismo, Burguera señala que, “esta decisión representa una estocada política a Voluntad Popular, quien de avalar esta tarjeta pierde la oportunidad de contarse en un proceso electoral con su propia tarjeta y demostrar que sería la opción opositora mayoritaria, equiparable en preferencia a Primero Justicia. Ramos Allup avala esta decisión porque pretende adueñarse de la tarjeta de la MUD en pacto con Capriles”.

Por otra parte, Burguera aclaró que la ley en su artículo 25 también establece que, “en cualquier período constitucional que el partido no haya alcanzado el 1% por primera vez, tiene que recoger las firmas, es decir, actualizar su nómina, esa que dice el colega abogado Ramos Allup, que el CNE no tiene a pesar de lo que establece la LPPRMP.

En este sentido, indicó “en el petitorio solicito que se aclare, por lo que se conoce como el principio de paralelismo de la forma, que si para constituir un partido nacional la ley pide el 0,5% por lo menos en 12 estados del país, debe dictaminar el TSJ si el 1% al que se refiere el articulo 25, es del total de votos obtenidos en el territorio nacional o debe cumplirse ese 1% en por lo menos 12 estados del territorio”.

Burguera hizo énfasis en que, “no se trata de ilegalizar el partido MUD, sino de aplicar la ley para todos como debe ser, para que a partir de las próximas elecciones parlamentarias se conozcan y asuman las consecuencias jurídicas que corren los partidos políticos, si se abstienen de participar en dos procesos electorales consecutivamente y es que, esto representaría su desaparición definitiva”.

Tomado de Notitarde