¡Cuerpo sano! Conoce diez beneficios del drenaje linfático

456
Compartir

Foto: Imujer

(Valencia, 30 de noviembre. Noticias24 Carabobo) Cuidar nuestra alimentación y realizar ejercicio con regularidad son las claves para mantener un organismo sano; sin embargo, existen tratamientos alternativos que ayudan a optimizar su funcionamiento como el drenaje linfático.

El drenaje linfático es una técnica que favorece al sistema inmune encargado de eliminar toxinas, bacterias, virus y células muertas. Además, tiene efectos positivos en el sistema nervioso simpático, detalla un estudio del Departamento de Terapia Física de la Universidad Nacional de Kangwon, en la República de Corea.

¡Desintoxícate de forma natural!

El drenaje linfático ayuda mejorar la circulación del líquido linfático que se encuentra debajo de la piel, y que ayuda a atacar a las bacterias que dañan la salud.

El sistema linfático se libera de cualquier obstrucción a través de masajes o presiones suaves, constantes e indoloros con dirección ascendente, que empujan la linfa al sistema circulatorio venoso con el fin de llegar a los riñones y liberar los desechos por la orina.

La linfa es un líquido compuesto por glóbulos blancos en su mayoría de linfocitos; este líquido fluye a menor velocidad que la sangre por lo que se satura con facilidad, por factores como la mala alimentación y por no tomar la cantidad de agua que el cuerpo necesita.

Este tratamiento tiene múltiples beneficios terapéuticos y estéticos; de acuerdo con BodyWrap los siguientes 10 son los más importantes:

1.- Disminuye la inflamación del cuerpo.
2.- Inhibe el dolor de piernas cansadas.
3.- Disminuye molestias causadas por varices. Sólo si éstas no son severas.
4.- Reduce la celulitis.
5.- Mejora apariencia y textura de la piel.
6.- Disminuye el estrés.
7.- Mejora el funcionamiento del sistema inmune
8.- Favorece la circulación.
9.- Ayuda a eliminar la grasa corporal.
10.- Estimula la función renal

Es importante considerar que este tratamiento debe ser realizado estrictamente por un profesional, quien se encargará de evaluar al paciente para comprobar si es candidato a un drenaje linfático, ya que está contraindicado para personas que padecen cáncer, angina de pecho, enfermedades de corazón o hipertensión.

Con redacción de Salud180

“Nasar