Artech Digital

Foto: Referencial

(Valencia, 31 de agosto. Noticias24 Carabobo) El Senado brasileño decidió este miércoles el destino político de la mandataria actual del país, Dilma Rousseff, a quien destituyeron con 61 votos a favor y 20 en contra.

Cabe destacar, que en esta sesión especial en donde hubo 0 de abstención, se necesitaban 54 votos a favor del ‘impeachment’ para que este finalmente se concretara, cifra que fue superada. El actual presidente interino, Michel Temer, deberá culminar su mandato, el cual finaliza en 2018.

En la sesión del Senado de Brasil que tenía por objetivo poner el punto final en el caso de la presidenta destituida, 66 senadores tuvieron la oportunidad de expresar su deseo de pronunciar un discurso, que no podía durar más de 10 minutos.

Cabe destacar, que el 29 de agosto la presidenta acudió al Senado para brindar testimonio en el marco del juicio político en su contra y durante casi una hora explicó y fundamentó por qué es ilegítimo este proceso, al mismo tiempo que consideró que, de concretarse a su juicio el golpe de Estado, «se agravaría la crisis brasileña».

Sobre esa base consideró que las supuestas pruebas en su contra «son meros pretextos que tienen base en una frágil retórica jurídica». Pretextos que buscan «hacer viable un golpe a la Constitución» que tendrá como resultado «la elección indirecta de un gobierno usurpador» que «no tiene mujeres en sus ministerios, cuando el pueblo eligió una mujer para comandar el país».

«Yo no estoy luchando por mi mandato, por vanidad o apego al poder como aquellos que no tienen carácter ni principios», dijo Rousseff, que agregó: «Yo lucho por la democracia, la verdad y la justicia. Lucho por mi pueblo y su bienestar».

Con información de RT