¡Exquisito! Aprenda cómo preparar el tradicional dulce de lechosa para diciembre

751
Compartir

Foto: Composición Luis Gadea

(Valencia, 21 de noviembre. Noticias24 Carabobo) El dulce de lechosa sin duda alguna es uno de los platos típicos de la época navideña para los hogares en nuestro país. Este rico platillo es muy sencillo de preparar y además es perfecto para acompañar las tradiciones cenas del 24 y 31 de diciembre.

Para su preparación solo requerirás los siguientes sencillos ingredientes:
• 1 lechosa de dos kilos y medio más o menos
• 3 litros de agua
• 1/2 cucharada de bicarbonato
• 12 tazas de papelón rallado de la panela clara
• 5 tazas de azúcar
• 8 clavos de dulces (opcional)

En primer lugar debes iniciar por cortar la lechosa y se deja al sol unas horas antes de prepararla, luego comienza un proceso largo de cocción que termina en dulces y delgadas rebanadas de lechosa suave y cristalizada que se guardan en un envase de vidrio, para luego deleitar al paladar con el exquisito sabor que parece llevarnos a cielo por unos instantes.

Para ser más precisos en necesario pelar y cortar la lechosa en lonjitas de 1/2 centímetro de grosor más o menos. Puedes tenderla al sol de la mañana durante unas horas antes de cocinarla. Extienda las tiras sobre una bandeja, espolvorearlas con una cucharada de bicarbonato y deje reposar hasta el día siguiente. Si no quiere agregarle bicarbonato puede dejarlas reposar por un día al sol como suelen hacer las abuelas para que se mantengan firmes las tiras.

Posteriormente, se coloca en una olla y agregue la azúcar y un poco de agua que no sobrepase los cuatro dedos por encima de la fruta, donde se cocinará tapado durante cinco minutos, luego procedes a retirar del fuego para pasar por un colador de pasta. Bañar con agua bien fría directamente.

Una vez cumplidos los pasos anteriores, se pasar la lechosa a otra olla grande y se coloca sobre ella el colador de pasta. Pasar a través de él el almíbar y dejarlo caer en la olla que contiene la lechosa. Ahora poner la olla en el fuego y cocínela durante aproximadamente una hora y media. Sabrás que el almíbar está a punto cuando las gotas caigan lentamente de una cuchara de madera, formando un hilito.

Retira la olla del fuego y déjalo enfriar, para luego meterlo en la nevera. Una vez hecho todos estos pasos ya está listo para ser tapado en la dulcera que preferiblemente debe ser de vidrio.