Artech Digital

Foto: www.critica.com.pa

(Valencia, 26 de diciembre. Noticias24 Carabobo) El sacerdote Gregorio López Gorostieta fue hallado muerto este jueves con un tiro en la cabeza en un paraje cerca de Ciudad Altamirano.

El religioso había sido secuestrado el pasado domingo en el estado de Guerrero, al sur de México. La diócesis de Ciudad Altamirano, que calificó de «aberrante» el asesinato, indicó en un comunicado que el cuerpo de López Gorostieta será trasladado a su parroquia en Nanchititla.

El sacerdote, a quien se conocía como el padre Goyo, había sido secuestrado el 21 de diciembre por personas armadas que ingresaron al seminario de Ciudad Altamirano, adonde había llegado para oficiar varias misas y participar en una ceremonia navideña.

El obispado de Ciudad Altamirano, hizo hoy un llamado «a todas las autoridades federales, estatales y municipales para que aclaren los hechos y se haga justicia de la muerte de tantos hermanos y hermanas en el estado de Guerrero».

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), lamentó la muerte «de forma injusta y violenta» del sacerdote y se sumó «al sentir de muchos mexicanos» al pedir un alto a la violencia que azota al país.

«¡Basta ya! No queremos más sangre. No queremos más muertes. No queremos más desaparecidos«, apuntó en un comunicado, en el que exigió el esclarecimiento de éste y otros crímenes.

Con información de Unión Radio