La policía de Copenhague cree haber matado al presunto autor de los dos ataques

326
Compartir

Foto: Reuters

(Valencia, 15 de febrero. AFP) La policía cree haber matado este domingo al presunto autor de dos ataques en Copenhague, uno a una sinagoga y otro a un centro cultural donde se debatía sobre islam y libertad de expresión, en los que murieron dos personas y otras cinco resultaron heridas.

«Creemos que un mismo hombre es el autor de los dos tiroteos y también que la persona abatida por la policía […] es la que estaba detrás de los dos ataques», dijo un portavoz policial, Torben Moelgaard Jensen, en una rueda de prensa.

Un ciudadano de 55 años murió el sábado por la tarde tiroteado en el centro cultural de Krudttonden, y un joven judío perdió la vida pasada la medianoche en el exterior de la sinagoga de Krystalgade, la más importante de ciudad. Cinco policías resultaron heridos en los dos ataques.

Agentes de las fuerzas de seguridad mataron el domingo al sospechoso en el barrio popular de Nørrebro, donde vigilaban una vivienda. El hombre, que se cree que actuó solo, abrió fuego contra ellos cuando le interpelaron.

Foto: Reuters

Por la noche las autoridades habían difundido una foto aparentemente tomada en un aparcamiento de un hombre vestido con anorak oscuro y un gorro o capucha de color burdeos. La policía lo describió como un hombre de entre 25 y 30 años, alto y de constitución atlética.

En el centro cultural Krudttonden, un hombre de 55 años murió y tres policías resultaron heridos el sábado por la tarde, después de que un hombre armado con una ametralladora abriera fuego contra el local, donde se debatía sobre «Arte, blasfemia y libertad» en presencia de decenas de personas.

En el coloquio se encontraba el autor de las caricaturas de Mahoma, Lars Vilks, publicadas en 2007, que ya había sido víctima de un intento de asesinato y vive bajo protección policial. También estaba el embajador de Francia en Dinamarca, François Zimeray.

«Nos dispararon desde el exterior. Tenían la misma intención que [en el ataque a] Charlie Hebdo, pero no pudieron entrar», declaró a la AFP el embajador, contactado cuando se encontraba todavía en el interior, refiriéndose al atentado del mes pasado en París contra la revista satírica francesa que también había publicado caricaturas de Mahoma.

«Intuitivamente diría que hubo al menos 50 disparos, y los policías aquí nos dicen 200. Las balas pasaron a través de las puertas y todo el mundo se lanzó a tierra», dijo.

Este domingo de madrugada, un joven judío murió de un disparo en la cabeza cerca de la principal sinagoga de Copenhague. Dos agentes fueron heridos, pero sus vidas no corren peligro.

Michael Gelvan, presidente del Consejo de Seguridad Judío Nórdico, informó que este joven era el encargado del «control de los accesos» al edificio, donde se estaba celebrando una ceremonia.

«La policía estaba en el lugar. Vino alguien y comenzó a disparar», dijo el portavoz policial, Allan Teddy Wadsworth-Hansen.

“Nasar