Foto: Referencial

(Valencia, 23 de marzo. Noticias24 Carabobo) Con tan solo 12 años de edad, una niña de Colorado, Estados Unidos, cometió dos intentos de homicidio contra su madre, únicamente porque ésta le quitó su teléfono celular.

Debido a que la pequeña pasaba mucho tiempo con su iPhone, casi como una adicción, la madre se lo suspendió, pero la decisión tuvo consecuencias negativas. De acuerdo con las investigaciones policiales, en el primer intento de envenenamiento, la niña colocó blanqueador en una bebida para su madre, sin embargo, la mujer alcanzó a probarlo parcialmente antes de notar el olor del producto.

El segundo intento fue similar, pero esta vez la lavandina fue colocada en una jarra de agua de la cual la madre estaba dispuesta a beber, aunque no llegó a hacerlo, ya que detectó el olor a tiempo. Cuándo le preguntó a su hija sobre lo sucedido, la joven admitió que trató de envenenarla porque le había quitado su iPhone.

La joven se encuentra detenida en un centro para menores, luego de haber recibido dos cargos por intento de homicidio de primer grado.

Con información de tecnomagazine.net