Foto:Referencial

(Valencia, 07 de septiembre. AVN) La gran vigilia se llevó a cabo en la plaza de San Pedro de Roma con la presencia del Papa Francisco, que comenzó a las 7:00 de la noche (hora Italia) y se prolongó hasta las 9:00 de la noche, alternando momentos de oración y de silencio.

El papa Francisco hizo un llamado a «trabajar por la paz y la reconciliación» y a poner fin a la guerra que constituye «siempre una derrota de la humanidad», durante la jornada de oración y ayuno por Siria.

«La guerra es siempre un fracaso de la humanidad», dijo el papa ante 70.000 personas provenientes de todo el mundo, y exhortó a «seguir otra vía».

«En la querida nación Siria, en Oriente Medio, en todo el mundo, recemos por la reconciliación y la paz, trabajemos por la reconciliación y la paz», dijo el papa Francisco, calurosamente aplaudido por los fieles.

Los cristianos, musulmanes, budistas, judíos y ateos estaban invitados a participar este sábado en una jornada mundial de ayuno y oración para pedir por la paz en Siria y manifestar contra el ataque militar con que amenaza Estados Unidos a ese país árabe.

Más temprano, el Papa escribió a través de su cuenta en la red social Twitter que«La paz es un bien que supera cualquier barrera, porque es un bien de toda la humanidad».

En otro mensaje, el Sumo Pontífice dijo: «¡Que una cadena de compromiso por la paz una a todos los hombres y mujeres de buena voluntad!».

Con información de Agencias