Foto: Captura de video

(Valencia, 06 de febrero. Noticias24 Carabobo) De un episodio de risas a uno con un tremendo susto vivió una familia de Brasil, que tras presentarse inundaciones en la zona de su residencia, un alcantarillado succionó a dos miembros, entre ellos un niño de 9 años.

El hecho ocurrió cerca de Río Grande do Sul, donde un grupo de personas intentaban limpiar las hojas acumuladas tras la inundación.

Afortunadamente el pequeño y su tío, que también se lo tragó una boca de tormenta, salieron a flote unos metros más adelante, sonrientes y con los brazos en alto en medio de los gritos de terror de la familia.

Con información de Infobae

Video: YouTube, 06/02/2015