Artech Digital

Foto: Archivo Noticias24 Carabobo

(Valencia, 10 de septiembre. Noticias24 Carabobo) Este jueves la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), declaró inejecutable el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ordenó al Estado venezolano restablecer la señal de Radio Caracas Televisión (RCTV).

A través de una nota de prensa, el TSJ aseguró que el fallo contradice la Convención Interamericana de Derechos Humanos y la Constitución venezolana, y que el mismo atenta contra el propio sistema de protección internacional de los derechos humanos.

La Sala Constitucional afirmó que la CIDH reconoció que Venezuela no estaba obligada a renovar la concesión del canal

Señala la sentencia N° 1175 que el fallo de la CIDH es inejecutable, por cuanto pretendió erradamente proteger “derechos humanos” de una empresa como lo es RCTV; desconoció la necesidad de agotar los recursos de la jurisdicción venezolana para poder recurrir a instancias internacionales; y, en desprecio de la soberanía nacional, disponer del espectro radioeléctrico venezolano al ordenar al Estado restablecer la frecuencia del canal 2 a RCTV.

Asimismo, el máximo tribunal dijo que el fallo de la CIDH reconoce que el Estado venezolano no estaba obligado a renovar la concesión a RCTV, y, sin embargo, contradictoriamente ordenó el restablecimiento de la concesión a esa empresa.

Concluye la Sala Constitucional que la CIDH no tiene competencia para pronunciarse acerca de la renovación de la concesión de explotación del espectro radioeléctrico de la persona jurídica RCTV, ya que toda decisión al respecto compete, en primer orden, al derecho interno venezolano, que en ningún caso ha sido agotado previamente.

Finalmente, el fallo de la Sala Constitucional le sugirió al Ejecutivo nacional, evaluar la posibilidad de remitir a la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), copia de este pronunciamiento con el objeto de que ese órgano analice la presunta desviación de poder de los Jueces integrantes de la CIDH.