Los vídeos de Francisco lo dejaron al descubierto

pasarela de pago crixto
753
videos de frnacisco - vídeos de francisco

El sueño de ser actor del cine para adultos y ganar dinero era el sueño de un hombre en Valencia. Los vídeos de Francisco eran famosos ya que si lograba conquistar a la mujer la grababa. Muchas veces sin que esta se diera cuenta.

Era un aficionado a las cámaras, y gracias a las portátiles como a los celulares hacía de las suyas en los moteles. Los vídeos de Francisco se contaban por muchos, era un archivo que tenía en su computadora. La misma la guardaba celosamente.

Muchas mujeres caían en las palabras del galán, era un “pico e’ plata” con las damas. Le gustaba el baile, las cervezas y las mujeres de 18 a 30. Como podía se las ingeniaba para poder levantar a sus víctimas.

El objetivo era conquistar mujeres y llevarlas a la cama para luego tener vídeos de ellas. Los mismos no eran negociables ni nada por el estilo los tenía como colección. Era su hobby más damas, más vídeos.

Tenía negocios y contratos por ser ingeniero los mismos los conseguía tanto de la empresa privada como con el gobierno. Cada vez tenía una computadora mejor y extraía el material de las mujeres. Sus hijos y esposa lo adoraban por ser una persona ejemplar.

Los vídeos de Francisco - Los vídeos de Francisco

Los vídeos de Francisco, el descuido

Pero jugar al amante perfecto es como tratar de caminar en una cuerda floja. Muchas de las mujeres con las que estuvo eran casadas y muchas de ellas solo buscaban aventuras. Pero el hombre  las grababa solo para tenerlas almacenada.

Muchas veces llevaba su laptop con él a su trabajo, viajes y hasta a la playa, de hecho su esposa le jugaba bromas por la computadora. Pero guardaba muy celosamente la computadora, nadie sabía de las grabaciones de mujeres.

Era un mujeriego empedernido, le gustaban todas las mujeres, bajas, gorditas y no les rogaba a las damas. Eso sí les dejaba claro que era casado y que no podía estar tanto tiempo fuera de casa. Pocas sabían que el hombre grababa la escena de caricias y besos en las habitaciones.

Documentaba el material y lo guardaba en el disco duro de su computadora. Allí guardaba el material de mujeres teniendo sexo en los moteles. En muchas de las escenas se veían claramente que era el famoso ingeniero.

Pero un día salió de su trabajo en El Viñedo y colocó la computadora atrás en el asiento del carro. Pero no contó con que en el semáforo de la avenida Monseñor Adams lo robarían. El joven entró al lujoso carro y se llevó la computadora, allí habían vídeos de mujeres.

Los vídeos de Francisco - Los vídeos de Francisco

El riesgo

Sudaba frío al pensar que todo se descubriría y que todas esas grabaciones de erotismo con mujeres cayeran en otras manos. Se volvió un zombie en pocos días y estaba preocupado. Pero pensaba que la computadora tenía contraseña.

Dijo que no había riesgo pero siempre estaba pendiente; pasaba muchas veces por el semáforo buscando al delincuente sin encontrarlo. Colocó la denuncia ante las autoridades y decidió olvidar el hecho.

No sabía cuántos vídeos había grabado de las mujeres que había conquistado. Pero pensó que nadie podía obtener eso y que los delincuentes buscan es vender lo que roban. La preocupación eran las mujeres.

Un año después

Ya un poco más tranquilo un año después decide proponer a su esposa un viaje a Mérida. Había decidido olvidar a las mujeres que había conquistado e incluso había cambiado el número de celular.

Contento y feliz y dejando un lado aquel hombre de muchas mujeres se marchó con su esposa hasta Mérida. Le llamó la atención de que todos donde se encontraban hablaban de los vídeos de Francisco. Sudó frío por que las personas hablaban de que el cd de vídeos se vendía como pan caliente.

En la posada donde estaban las personas lo veían con asombro, incluso al salir de la posada se reían de él. Ya unas horas más tarde la esposa le preguntaba lo que le pasaba. Al salir en uno de los semáforos vendían el cd de los vídeos que había grabado.

Se sentía perdido ya parecía que toda su vida escondida era vendida por unos cuantos bolívares en Mérida. Las personas lo veían con asombro, como pudo viajó de Mérida a Valencia y prefirió huir.

Hoy en día no se sabe el paradero de aquel hombre que había grabado a muchas mujeres. Las escenas de erotismo y pasión eran el tema de conversación. La esposa y la familia se enteraron de lo sucedido; pero nadie sabe de su paradero.

Sigue leyendo:La Rockola de la Muerte del bar de la avenida Las Ferias