¡El amigo de Zabaleta! Alí Hernández: manos de pincel y ojos de lienzo

noticias24carabobo
1465

Sus obras pueden detener el tiempo de cualquiera, pues permiten conectarse con trazos nunca antes vistos. Y además, no es necesario que usted sea un erudito artístico para captar la verdadera esencia de cada forma que sus manos esbozan.  

“Esto es lo que a mí me gusta”, fue la frase más contundente que expresaron sus labios. Rodeado de lienzos, pinceles, texturas, colores y mucho arte, determinó su futuro desde muy pequeño: “Ya todos intuían lo que yo iba a ser (…) De bebé me la pasaba rayando paredes”, confesó.

Aunque nació en un pueblito de Falcón, y vivió un tiempo en Zulia y Caracas, su pasión lo transportó al estado Carabobo. “Régulo Pérez, gran maestro, Premio Nacional de Pintura y Premio Nacional de Dibujo me dijo: ‘Tienes talento y tienes mucha imaginación, pero te falta técnica. Debes estudiar pintura, ver clases de arte puro’”, relató. Así que la Escuela de Artes Arturo Michelena en Valencia le abrió las puertas todos los sábados. “Me gustó tanto eso que yo dije ‘me voy a poner a practicar todos los días, iré a clases toda la semana’”.

alí hernández
Foto: Noticias24 Carabobo

Sin embargo, las responsabilidades a sus 22 años lo obligaron a buscar un trabajo aislado del arte. Pero, ahí fue cuando el talentoso Vladimir Zabaleta supo hacerlo reaccionar, “un día me refutó ‘¿Tú estás loco? ¿Cómo vas a estar trabajando en eso, si tú eres un artista? En cualquier esquina que tú te pares con tus obras puedes vivir de eso’. Me quedé pensando en la cosa, y al día siguiente fui y renuncié”, resaltó.

Desde entonces, ya han transcurrido 55 años dónde “embarrarse” de pintura es toda una fantasía cotidiana, pues “no ha parado” de pintar. Gracias a ello pudo sacar adelante a su esposa y 3 hijos, “y tengo 10 nietos, de los cuales a dos, les gusta mucho pintar”. Sin duda, su legado ya está encaminado.

alí hernández
Foto: Noticias24 Carabobo

En la Marquetería Galier, ubicada en el municipio Naguanagua, le dieron la valiosa oportunidad de exhibir cada lienzo que interviene; además de impartir clases para adultos y niños. “Yo comprendí hace unos añosque lo que yo aprendí no debo llevármelo, tengo que enseñárselo a las personas”, comentó con humildad.

Hoy, Alí Hernández sigue ejerciendo su pasión, tratando de ser leal a la esencia de “ir más allá de la pintura”, y agradeciéndole eternamente a su única inspiración: Dios.

Redacción: Raquel Almérida / Noticias24 Carabobo

alí hernández
Foto: Noticias24 Carabobo
alí hernández
Foto: Noticias24 Carabobo
alí hernández
Foto: Noticias24 Carabobo