Argentina: otorgan casa por cárcel para Milagro Sala

pasarela de pago crixto
299
Milagro Sala
Foto: Referencial

La Justicia otorgó la prisión domiciliaria a Milagro Sala. La dirigente de la agrupación Tupac Amaru, presa en el penal de Alto Comedero, en San Salvador de Jujuy, desde enero de 2016, será trasladada a una vivienda de la localidad de El Carmen, Argentina, donde deberá cumplir la detención.

Milagro Sala
Foto: Referencial

El juez Gastón Mercau, titular del Juzgado de Control en lo Penal N° 3 de Jujuy, decidió otorgar la prisión domiciliaria a Sala «de acuerdo a lo dispuesto» por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El magistrado explicó en conferencia de prensa que Sala será trasladada desde el penal de Alto Comedero sólo cuando el otro juez que entiende en los casos que la involucran, Pablo Pullen Llermanos, firme también la medida y cuando la familia «acondicione» la vivienda de la localidad de El Carmen en la que será alojada.

Hace dos semanas, la CIDH había recomendado que la líder jujeña cumpliera la detención en su domicilio o que enfrentara los procesos judiciales en libertad con medidas como la fiscalización electrónica. El magistrado Mercau dictó la resolución «de acuerdo a lo dispuesto» por la CIDH.

Sala está detenida desde enero de 2016 en Alto Comedero por los delitos de asociación ilícita, fraude y extorsión en una causa que se tramita en el fuero provincial. Además, tiene en suspenso una condena a tres años por aprietes al gobernador Gerardo Morales.

«Todavía no»

La abogada Paula Álvarez Carreras, una de las abogadas defensoras de Milagro Sala, aclaró hoy que todavía no se puede dar cumplimiento al fallo que otorga la prisión domiciliaria porque la vivienda señalada «»no está en condiciones porque no tiene luz, no tiene agua, no tiene sanitarios».

En diálogo con radio Del Plata, Carreras confirmó que Sala «ya fue notificada» sobre el fallo del juez Mercau y explicó que van poner el domicilio «en condiciones mínimas» porque «Milagro no puede seguir ni un día más en el penal».

Con información de La Nación