Banco de Venezuela con más de un siglo en el país

247
Banco de Venezuela en el país - N24C

El Banco de Venezuela tiene más de un siglo de presencia en el país caribeño. Su peso simbólico y real en la economía venezolana se marca en distintas acciones que acompañaron a sus numerosos clientes e hicieron de esta banca una de las más importantes de toda la nación por décadas.

Ahora, en una nueva etapa, el banco se propuso incrementar sus clientes, sus créditos y principalmente, la asesoría y servicio para cada una de las personas que confían y lo eligen. La consulta en el banco es siempre un momento clave para medir la utilidad que tiene una compañía como esta para su cliente, y el Banco de Venezuela se propone como objetivo prioritario que la misma sea cumplida.

El estado de cuenta

El estado de cuenta es siempre el servicio más importante que un banco debe brindar a su cliente, que entre sus obligaciones diarias pierde noción de cuáles son sus volúmenes depositados, deudas, capital u otras cuestiones.

La información, en la web

Para un manejo de la cuenta eficiente, imprimir y pedir el estado de cuenta al banco se convierte en una herramienta clave. El avance de la tecnología y la red de conectividad hacen de Internet la primera alternativa para lograrlo. Con un simple clic y la verificación de algunos datos, los clientes tendrán acceso a las operaciones recientes, así como la información del saldo actual y la variación del mismo.

El Banco de Venezuela tiene para ello una aplicación llamada «BDV Línea», creada para hacer todo tipo de trámites con esta vía. La consulta del estado de cuenta es la función más elegida, pero a través de esta plataforma es posible además llevar a cabo transferencias, pagos a terceros, bloqueos de tarjetas por robo o pérdida y activación de tarjeta de coordenadas, entre otros.

Otro recurso se apoya en los teléfonos celulares. Se trata del sistema «ClaveMóvil», que con mensajes de texto SMS brindan la información necesaria al cliente.

Acercarse presencialmente es posible

Pero si no se tiene plena confianza en internet, se desconoce total o parcialmente cómo usarlo, o simplemente se está acostumbrando al modelo tradicional, el «Banco de Venezuela» ofrece a sus clientes la posibilidad de llevar a cabo los trámites bancarios a la vieja usanza, es decir, de manera presencial en sus sucursales.

Por eso, en estos casos los pasos a seguir proponen buscar la sede más cercana al domicilio y acercarse a un cajero automático dispuesto en ella. En ese caso, no será necesario tener la tarjeta de débito para validar la identidad, ya que esto podrá hacerse también con una clave personal de identificación.

Una última opción, aún en el caso de que ambas opciones sean de dificultad, es ser atendido por un encargado de atención al cliente del banco. No obstante, es desaconsejado temporalmente dado el contexto de la pandemia.

Siempre con la cabeza en el cliente

Con estas múltiples alternativas, pensadas en satisfacer todo tipo de gustos, comodidades, costumbres y recursos, el «Banco de Venezuela» refuerza su firme compromiso con los clientes y la información que necesitan. Porque pensar en ellos siempre es probablemente el mayor secreto que explican una presencia de más de un siglo en Venezuela y sus familias.