Bendición del Mar acentúa la tradición desde el pueblo de Cepe

pasarela de pago crixto
288
Bendición
Foto: Prensa Gobernación de Aragua

Este domingo 16 de abril, la Bendición del Mar en el estado Aragua, se realizó en la playa de la población de Cepe, municipio Santiago Mariño, donde se dieron cita lancheros de la entidad federal, así como representantes de esta comunidad, feligreses y autoridades regionales.

Bendición
Foto: Prensa Gobernación de Aragua

De acuerdo a la información de la gobernadora del estado Bolivariano de Aragua, Caryl Bertho,  la actividad religiosa, que convoca una gran cantidad de turistas dada la importancia, vistosidad y significado que tiene para cada uno de los pescadores que participan en la celebración.

Desde el año 2012, cada Domingo de Resurrección, las aguas de las costas aragüeñas son bendecidas para la protección de los pescadores ante cualquier situación de riesgo en el mar durante sus labores diarias, se agradece la riqueza de los recursos naturales como fuente de alimento.

La primera autoridad regional informó que el acto de fe inició con una misa, en la cual los cristianos ponen en las manos de Dios y de la Virgen del Valle a todos los habitantes de las costas, los pescadores y  los militares navales.

Bendición
Foto: Prensa Gobernación de Aragua

La Gobernadora de Aragua presidió el acto, acompañada por Berenice Bernal, autoridad única de Turismo de la entidad federal; el viceministro Turismo Internacional, Alí Padrón, así como por autoridades locales.

Aunque son muy pocos los datos precisos que se tienen de sus orígenes, la Bendición del Mar es una tradición religiosa que se realiza hace más de 150 años en el Malecón de Puerto Cabello, estado Carabobo, desde una lancha anclada en el mar, rodeada de lanchas pesqueras y de las unidades militares, remolcadoras, yates, embarcaciones de todo tipo, para celebrar el toque del Espíritu Santo a las aguas porteñas.

En Aragua se escenificó este sacramento por primera vez  en el año 2012, en Cata y Ocumare,   sin embargo a pesar del poco tiempo de esta actividad, convoca a una importante cantidad de turistas por ser un evento de agradecimiento a Dios por los frutos que brinda la mar, y de bendición a los hombres que arriesgan su vida por la pesca.

Esta jornada cristiana no solo se desarrolla para bendecir el mar, sino para rememorar el  bautismo, que es un signo de resurrección, así como también representa un símbolo del misterio pascual.

Con información de Prensa Gobernación de Aragua