Artech Digital
Kardashian
Foto: Referencial

La polémica Blac Chyna quedó «devastada» la semana pasada, luego de que Rob Kardashian compartiera 3 fotos explícitas de ella a sus casi 10 millones de seguidores.

Blac Chyna
Foto: Referencial

Después de una entrevista en Good Morning America, la estrella comentó que «estaba devastada. Veía eso y pensaba, ‘¿cómo alguien podría hacerme esto?’. Tenía mucho miedo, porque pensaba, ‘¿Si pudiste hacer esto, ¿qué más podrías hacer?'».

A raíz de eso, Instagram desactivó la cuenta de Rob y él ha estado en silencio desde el pasado miércoles. Chyna argumentó que su pasado como stripper es irrelevante. «Solo por algo que solía hacer, no me deberían acosar», comentó.

En California, la venganza pornográfica es ilegal, y se castiga con mil dólares de multa o hasta 6 meses de prisión. Ella sí le envió las fotos a Rob, pero no tenía «su consentimiento» para que él las publicara.

Chyna recalcó que no tuvo más opción que tomar acciones legales. «La moraleja de esta historia es que él no me respeta. Así que si no puedes respetarme, tendrás que respetar la ley», comentó. Además agregó que Rob ha sido físicamente violento con ella.

En la entrevista, Blac enfatizó que espera trabajar las cosas con Rob por el bien de su pequeña hija. «Nunca intentaré quitarle su papá a Dream», prometió. «Espero que Rob y yo podamos aprender a tener acuerdos mínimos y a ser los mejores padres que podamos ser». Mientras tanto, el abogado de Rob, comentó que su cliente se «arrepiente» de su ataque digital.

Con información de E! Online