burguera
Foto: Notitarde

El abogado y analista político César Burguera señaló que los partidos que no se sometan al proceso de relegitimación ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), o que no puedan cumplir con las peticiones establecidas en la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones, “tendrán como inevitable destino su desaparición”.

burguera
Foto: Notitarde

Burguera, quien en junio de 2015 introdujo ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), un recurso de interpretación de los artículos 67 de la Constitución y 10, 16 y 25 de la Ley de Partidos, explicó que el Poder Judicial estableció que el proceso iniciará a partir del 15 de enero y tendrá una duración de tres meses, para que las toldas puedan ajustarse a derecho y así “poder ejercer sus derechos políticos”.

“Luego de que el TSJ otorgara de manera benévola una prórroga de 6 meses, el 15 de enero se inicia, con la publicación del aviso oficial, el proceso de renovación de todos aquellos partidos que no llegaron a alcanzar el porcentaje requerido en el último proceso eleccionario parlamentario e igualmente todas las organizaciones partidistas que no presentaron sus respectivas tarjetas y optaron por ocultarse, por refugiarse en la cuestionada manito del partido político MUD y que hoy se exhibe con irreversibles y hondas diferencias”, señaló Burguera.

El abogado destacó que la intención de este recurso de interpretación fue el fortalecimiento del sistema electoral venezolano, además de impedir “que se siguiera con la nociva práctica de la doble militancia que traía como consecuencia la prolífica multiplicación de partidos políticos sin alguna resonancia popular”.

Caso AD y pugnas internas

A juicio de Burguera, el anuncio de Acción Democrática, en el que asegura que iniciará el proceso de censo para su renovación, sería el comienzo de una escalada de lucha interna en el seno de la Unidad, en el que las toldas buscarían debatir el liderazgo de la alianza opositora, pues recordó que la normativa establece que para la vigencia de un partido nacional, se debe recolectar el 0,5% de las firmas equivalentes al Registro Electoral en al menos 12 estados del país. Es decir, se debe demostrar ser un partido con activismo.

“estas altisonantes e imprevistas declaraciones, donde señalan plena voluntad para participar en este proceso de renovación, anuncia lo que será una verdadera lucha entre las primeras organizaciones políticas opositoras, ya que aquel aspirante a partido que obtenga mayor número de adhesiones o militantes será el que lleve las riendas del sector opositor a corto y mediano plazo, imponiendo a su particular criterio los diferentes candidatos a gobernaciones y alcaldías, a legisladores y concejales”, dijo.

Sin embargo, Burguera detalló que el CNE debe disponer de su tecnología para evitar, a través del sistema biométrico, que ocurran posibles fraudes.

“El CNE será el aval para que no se produzcan las viciadas prácticas de tratar de incluir elementos que comprometan su legitimidad, tal como ocurrió cuando pretendieron introducir fraudulentamente un considerable número de fallecidos en la intención de activar el  referéndum revocatorio”.

Con información de Notitarde