Artech Digital
funcionarios
Foto: Composición José Echeverría /Noticias24 Carabobo

El Ministerio Público logró privativa de libertad para 7 funcionarios del Eje de Vehículos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), y 3 oficiales de la Policía de Carabobo por ser los presuntos responsables de la muerte de Albel Martínez Morales (22), José Barrientos Rojas (20) y un niño de 2 años de edad.

Funcionarios
Foto: Composición José Echeverría /Noticias24 Carabobo

El hecho ocurrió el pasado 03 de marzo en el sector Bella Vista del barrio Las Flores, ubicado en el municipio Valencia del estado Carabobo.

En la audiencia de presentación, los fiscales 62ª nacional, 28ª y auxiliar de esa jurisdicción, Eddmysalha Guillén, José Antonio López y Anny Camejo, respectivamente, imputaron a los detectives del Cicpc Arianni Zambrano, Ronald Palacios, Gilbert Rivas, Omar Peña, Jean Carlos Olavarrieta, Joe Gómez, y el inspector Engenver Javier Moncada por los delitos de homicidio intencional calificado con alevosía por motivo fútil, uso indebido de arma orgánica, simulación de hecho punible y violación de domicilio.

Por estos mismos tipos penales fueron imputados el oficial en jefe del mencionado cuerpo de seguridad regional Nelson Colmenares, además de los oficiales agregados Héctor Salgado y Yeifer Angélica Negrín. Dichos delitos están previstos y sancionados en el Código Penal y en la Ley para el Desarme, Control de Armas y Municiones.

Una vez evaluados los elementos de convicción expuestos por los representantes del Ministerio Público, el Tribunal 10º de Control del citado estado dictó la medida privativa de libertad contra los 10 efectivos, quienes fueron remitidos al Centro Penitenciario de Carabobo, con sede en Tocuyito.

Alrededor de las 5:30 de la tarde del pasado 3 de marzo, las víctimas transitaban a bordo de una motocicleta por los alrededores del colegio Regino Peña, ubicado en Bella Vista, cuando fueron confundidas con otras personas durante un procedimiento policial.

Los funcionarios habrían disparado contra los jóvenes, hecho en el que resultó muerto el niño. Ante la acción, Martínez y Barrientos se dirigieron a un caserío del referido sector carabobeño; sin embargo, colisionaron contra una pared. Los efectivos les habrían disparado en reiteradas oportunidades ocasionándoles la muerte.

Producto de las investigaciones coordinadas por el Ministerio Público y ejecutadas por la policía científica, se presume la responsabilidad de los funcionarios, quienes habrían simulado un enfrentamiento con las víctimas.

Con información de Ministerio Público