¿Despido de Michael Masi como director de carrera en la F-1 resultó correcta?

716
Compartir

Luego de que el presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), Mohammed Ben Sulayem, cesara a Michael Masi como director de carrera de la Fórmula 1, se abrió el debate sobre si despido resultó la medida correcta.

Dicha interrogante se debe a que si esta decisión se tomó tras un análisis objetivo sobre su valor; o porque cedieron a las presiones de Mercedes.

Aunque existieron muchas razones que volvieron el trabajo de Masi insostenible y probablemente no se podía evitar su salida; todo indica que se generó por la causa equivocada, lo que conlleva un oscuro precedente para la categoría.

Recordemos que el australiano llegó al puesto tras la repentina muerte del anterior director, Charlie Whiting, en la víspera del primer Gran Premio de 2020. Sin embargo, en lugar brindarle asesores con más experiencia, lo dejaron «a su suerte» y demostró que no estaba listo para el cargo.

Ahora su puesto quedará ocupado por tres veteranos árbitros del automovilismo mundial: Eduardo Freitas (director del WEC), Nils Wittich (ex director de DTM) y Herbie Blash (antiguo brazo derecho, consejero y operador de Whiting en la F1).

La medida representa un acierto pues se requieren figuras de experiencia para llevar las riendas en las carreras. No obstante, la medida se tomó tras dos años donde la polémica predominó al deporte motor. Con esto en mente, analicemos por qué resulta un error que Michael Masi se vaya y por qué representa un acierto.

Resulta un error que Masi se vaya porque…

– Tiras a la basura 2 años de experiencia de alguien que si bien, necesitaba crecer, ya representaba un elemento en formación que podía sumar aprendizaje junto a Blash, Freitas y Wittich.

– A Michael Masi lo dejaron solo y permitieron que recibiera presiones por radio que luego se ventilaron en vivo en la transmisión de las carreras por TV. Y porque a la hora final resultó el chivo expiatorio, el que daba la cara, puesto que siempre hubo y habrá alguien recordándole al director de carrera lo mejor para el espectáculo, más que para el deporte.

– Contar con un cambiante equipo de comisarios con diferentes niveles de conocimiento y experiencia deportiva representa un handicap en contra que afecta directamente el curso de los Grandes Premios.

– Luego de las protestas de Mercedes tras el Gran Premio de Abu Dhabi de 2021, la subsecuente ausencia de Toto Wolff y Lewis Hamilton de la Gala de Premiación; así como las amenazas de retiro de la F1, tanto de Mercedes como de Hamilton, el despido de Michael Masi parece el cumplimiento a una exigencia más visceral que deportiva.

Luego, ¿Masi seguiría teniendo su trabajo si el campeón del 2021 resultara Hamilton? Seguramente sí, pero no se va por su trabajo irregular en dos años, sino por un ultimátum.

– Esto sienta el precedente negativo del poder de un solo equipo. Del que con un golpe de furia puede derrumbar al mismísimo árbitro de la F1 cuando existían argumentos reglamentarios para defender su proceder.

¿Despido de Michael Masi como director de carrera resultó correcta?

Según el reglamento deportivo, en su inciso 48.12 referente al auto de seguridad indica que «si el director de carrera lo juzga necesario (…) cualquier coche lapeado por el líder será requerido que pase a los autos en la vuelta del líder y al safety car».

El reglamento habla de criterio del director (lo aplicó para no terminar en bandera roja) y su «error» resultó que sólo dejó que se quitaran los lapeados que estaban entre Max Verstappen y Lewis Hamilton antes de la última vuelta del Gran Premio de Abu Dhabi y no con los otros tres que estaban detrás del piloto de Red Bull, pero eso no cambió el resultado final del campeonato.

En otras palabras, la facultad para decidir que los lapeados se quitaran de en medio se la daba el reglamento y lo efectuó, el argumento de que no lo realizó con todos no afectaba a Hamilton ni ayudaba a Verstappen. Incluso sin lapeados, Carlos Sainz no habría tratado de interponerse en la batalla entre Lewis y Max.

Si Hamilton estaba con neumáticos viejos y Verstappen con nuevos constituyó error o acierto estratégico de sus equipos; apuestas que se toman o se pierden y eso no es algo que debe tomar en cuenta el director de carrera.

– Si el reglamento resultara más específico y tajante sin dejar al criterio si «todos» o «cualquier» auto debe pasar al safety car «siempre» no cuando lo juzgue el director de carrera, no tendría espacio para polémicas.

– Con esto, básicamente la FIA le dice a Mercedes, perdón, Masi se equivocó, Hamilton tendría que quedar campeón. El equipo alemán presentó una apelación al resultado de Abu Dhabi por la situación de los rezagados durante el período de auto de seguridad y porque el neerlandés sobrepasó la línea del inglés antes del relanzamiento.

Represanta un acierto el despido de Masi como director de carrera porque…

– Michael Masi tuvo muchas más decisiones polémicas y errores que el Gran Premio de Abu Dhabi y por ellas debió perder su trabajo antes.

Su actuación en el nefasto Gran Premio de Bélgica constituye un capítulo negro en la historia de la F1; y se le acreditará a Masi y seguramente a quien estuvo del otro lado del teléfono dándole instrucciones.

No olvidemos el Gran Premio de Silverstone, donde Red Bull resultó el ofendido porque luego del encontronazo entre Verstappen y Hamilton; se juzgó como un incidente de carrera con responsabilidad para Lewis y solamente 10 segundos de castigo, los cuales cumplió y luego ganó la carrera.

Y así, existen otros ejemplos negativos de un hombre que en realidad nunca pudo solo con el paquete que le dejaron.

– Porque el reglamento referente a safety car lo aplicó de manera diferente en situaciones parecidas en al menos dos Grandes Premios. En el Gran Premio de Eiffel 2020, dejó que todos los lapeados pasaran al safety car y en Abu Dhabi 2021, sólo a los cinco que estaban entre Verstappen y Hamilton.

– Porque representaba una decisión en su contra a ojos cerrados desde el punto de vista de peso. Pongámonos en los zapatos del presidente de la FIA Mohammed Ben Sulayem, si te ponen en la disyuntiva ¿Mercedes y Hamilton o Masi? La respuesta resulta obvia. Los primeros resultan indispensables para la Fórmula 1 y el segundo, un empleado.

– Porque su imagen y autoridad, ya de por sí escasa, ya estaba desgastada. Existe una total polarización de opiniones sobre su trabajo y habría sido complicado que lo respetaran los equipos y pilotos en el mismo rol.

Noticias24 Carabobo

También puedes leer: MLB: juegos de entrenamiento primaveral iniciarán el próximo 5 de marzo


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»

“Nasar