Artech Digital
Argentina
Foto: Twitter

El italiano Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP17) sólo puede optar a la victoria si quiere tener alguna posibilidad de conseguir su primer título mundial de MotoGP frente al español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V).

Dovizioso
Foto: Twitter

En el Gran Premio de la Comunidad Valenciana que se disputa este fin de semana en el circuito «Ricardo Tormo» de Cheste (Valencia), Márquez cuenta con una ventaja de 21 puntos en la clasificación provisional del mundial.

Dovizioso sólo puede ser campeón si gana la última carrera de la temporada, que se disputará en un trazado que no resulta demasiado propicio para los intereses del piloto y de Ducati, que únicamente ha ganado en una ocasión allí en los últimos diez años.

En realidad Ducati ha conseguido dos victorias en el mundial de MotoGP desde que el trazado valenciano se encuentra en el calendario del campeonato del mundo, la primera de ellas fue en 2006 y en la temporada 2008.

El diseño del trazado «Ricardo Tormo» y su corto recorrido, apenas cuatro kilómetros, no lo hacen demasiado favorable a las características y potencia de la Ducati, parámetros que ya de por sí van a complicar mucho el fin de semana al italiano.

Todo puede suceder en la última carrera pues la Ducati ha demostrado una notable evolución a lo largo de la temporada pero lo cierto es que tanto las Repsol Honda, con cinco victorias, como las Yamaha, con cuatro, parecen contar con un plus de ventaja en el trazado de la Comunidad Valenciana.

Dovizioso necesita salir «al ataque» para intentar sorprender a su rival Marc Márquez, quien en realidad se lo puede tomar con mucha calma pues suponiendo que el italiano ganase la carrera le bastaría con ser undécimo para proclamarse matemáticamente campeón del mundo por un solo punto.

Con información de Meridiano