WEB-N24-Estado-Islamico-remplantea-las-amenzas-para-sus-enemigos - Noticias 24 Carabobo

La organización terrorista “Estado Islámico”, ahora que no tiene que ocuparse administrar territorios, se fija en un nuevo curso; vincularse con más organizaciones, extender su alcance y atacar a sus enemigos hasta agotarlos.

Esta es la estrategia expuesta por Abu Bakr al-Baghdadi, el líder del Estado Islámico. Tras los mortíferos atentados en Sri Lanka, al-Baghdadi, hablo en un video sobre el replanteamiento de la organización.

La reacción a este video resulta similar a las conseguidas por Al Qaeda antes que el EI. Lo que genera caos a partir de organizaciones de todo el mundo lejanamente afiliadas a su causa.

Esto puede suceder, a pesar de haber perdido el así llamado “califato” que abarcó varias partes de Irak y Siria.

al-Baghdadi, en el video, con el cual reaparece tras su última aparición en 2014; respecto al seguimiento de las acciones de la organización, afirma que:

“Nuestra lucha hoy es una de desgaste, de exigir al enemigo. Deben saber que la yijad seguirá hasta el día del juicio final”

Esta aparición del líder del Estado Islámico contradice las versiones de Rusia e Irak de que había muerto.

Continua Leyendo: EMBAJADA DE RUSIA EN LA CAPITAL ES RODEADA POR MANIFESTANTES

El mundo reacciona a los ataques del EI

Las alarmas mundiales se han disparado. Desde distintas instancias se emiten opiniones y previsiones respecto a los propósitos y reacciones de la organización terrorista. En un análisis de Stratford, desde Texas, se opina que:

“Muchos dicen que el video fue una demostración de fuerza, pero para nosotros fue probablemente un acto de desesperación”.

Haber perdió los territorios del califato tiene sus pro. Se dispersaron los militantes del califato; tal como al final de la guerra de los soviéticos en Afganistán en los 80; así como en 2011, en la invasión encabezada por EE.UU, tras haber derribado al gobierno talibán que refugiaba a Al Qaeda.

Ahora, la intención del líder del Estado Islámico es ampliar sus horizontes; lo que sigue el mismo patrón de Al Qaeda, que llegó a tener importantes aliados en zonas como Yemen.

En otras palabras, la nueva amenaza del Estado Islámico se parece mucho a la de Al Qaeda, a excepción de que la organización no tiene una dirección concisa.