Gobierno prevé frenar «mafias» del sector panadero con Plan 700

666
panaderías
Foto: Referencial
Compartir
El ministro de Comunas y Movimentos Sociales, Aristóbulo Istúriz, juramentó este viernes los nuevos miembros que conformarán el equipo para el Plan piloto 700 para contrarrestar las mafias instaladas en el sector panadero.

panaderías sector panadero
Foto: Referencial

De acuerdo con un boletín de la Superintendencia de Precios Justos (Sundde) el Ministro de Comunas informó que para afrontar las mafias en el sector panadero que impiden que el pueblo acceda de forma directa al pan, se hizo un censo en los locales donde se obliga al pueblo realizar colas para quede esta manera deban asumir una serie de normas para elevar la producción.

Entre las medidas, las panadería deberán priorizar la materia prima que reciben a fabricar canilla y pan francés, en un 90% y el restante en dulce y otros tipos.

Además con el Plan 700 se prevé crear 10 panaderías para incrementar la producción de pan en el país, tarea que contará con el apoyo del Frente de Panaderías de los Clap (Comités Locales de Abastecimiento y Producción), un total de 114 centros de producción artesanal y familiares que recibirán próximamente trigo pandero, acotó Istúriz.

«Lo que se trata es que el pueblo tenga la gobernanza en la producción y distribución de los alimentos fundamentales».

En la juramentación que se realizó en el Teatro de la Academia Militar del Ejército Bolivariano (AMEB) participó el director de la Superintendencia de Precios Justos, Wiliam Contreras, quien añadió que los equipos tendrán la tarea de forma continua inspeccionar el trabajo de 709 panaderías que se registraron en el Plan para elevar la producción y facilitarle al pueblo la compra del pan.

«Entre los principales objetivos que persiguen es la superación del fenómeno de las colas a través de la producción continúa del producto el 90 por ciento, de la materia prima asignada deberá ser procesada para la elaboración de pan, el resto para otros productos, erradicar el condicionamiento y discriminación en la venta, además de la verificación de la cantidad y capacidades de las personas involucradas en la fabricación del pan, cumplir con las metas de
producción entre otros», contó Contreras.

Con información de AVN

“Nasar