Artech Digital
Carlos Raúl Hernández
Foto: Referencial

Carlos Raúl Hernández, reconocido sociólogo, profesor universitario y articulista del país, considera que los curas son los únicos que tienen por su oficio mismo la autoridad acertada de llamar al diálogo, por lo cual pide a la Conferencia Episcopal de Venezuela junto con el Vaticano hacer un esfuerzo.

Carlos Raúl Hernández
Foto: Notitarde

El especialista en sociología política hizo una serie de análisis y reflexiones acerca de las circunstancias actuales que vive Venezuela, sobre las cuales observa como única salida para resolver los conflictos el diálogo.

“Tarde o temprano tiene que haber diálogo”, sostuvo en tono convencido, durante el foro, realizado en Caracas, este viernes.

Además, el sociólogo recordó que es la tercera vez la oposición ha decidido salir a la calle a manifestar su descontento  por las políticas del Gobierno nacional. “Ahora, siempre lo he dicho, el punto es que estos movimientos de calle deben tener objetivos que se puedan lograr, porque si no, se deterioran, se desgastan, y se puede convertir en lo que hemos visto hasta ahora”, apuntó.

“Se producen las manifestaciones que llegan hasta un límite determinado”, donde surge el pequeño grupo que no representa a los manifestantes pacíficos, lo cual es contraproducente, porque contraría los propósitos de estas marchas.

“Yo decía que cuando esos movimientos no tienen objetivos claros, por ejemplo, conquistar la elección de gobernadores este año, hay muchas posibilidades de que se produzcan este tipo de inconvenientes como las guarimbas y la violencia”, añadió Hernández.

Asimismo, el especialista recalcó que hay un comportamiento revanchistas de ambas partes, por lo que tiene que haber alguien que se meta a resolverlo. “Desgraciadamente cada vez que el Papa habla le caen encima”.

“Si no puede la Iglesia, ¿quién puede hacerlo? Yo rechazo la violencia y la irracionalidad. Así como rechazo que se le lance una bomba lacrimógena a una marcha por el aire que puede pegar en la cabeza o en el pecho, rechazo cualquier locura como la de meterle candela a alguien porque estaba robando”, aseveró.

Hernández apuntó que los actos de irracionalidad son producto de la crisis política que estamos viviendo en el país, en la que hay que entrarle con seriedad. “Y desgraciadamente no se ve ese propósito”.

Para juicio del sociólogo el Gobierno responde con una Constituyente “que es un absoluto disparate, donde solamente van a votar los amigos del Gobierno. Las postulaciones son lunes y martes, los partidos no han tenido tiempo siquiera de hablar sobre eso”.

El experto agregó que los dirigentes son los que tiene la obligación para no llegar al terreno de la violencia y del odio. “Si los dirigentes declaran a cada minuto que no hay nada que conversar, nada que dialogar, las esperanzas son muy negras.

Lo correcto es llamar contra la violencia, “llamar al entendimiento y llamar al diálogo, independientemente de que no le hagan caso, porque al fin y al cabo creo que tarde o temprano tiene que haber un diálogo, es la única manera cómo se resuelven los conflictos”, dijo.

“Los curas son los únicos que tienen por su oficio mismo la autoridad acertada de llamar al diálogo. Tratar de poner a la gente de acuerdo, y si ellos no lo hacen, ¿quién lo va a hacer?, yo lo digo allí”, afirmó.

“Yo le pediría a la Conferencia Episcopal Venezolana que hiciera un esfuerzo junto con el Vaticano. El Vaticano a cada rato llama al diálogo, y no solamente la Santa Sede, todos los organismos internacionales, pero ni el Gobierno ni la oposición quieren”, declaró.

Hernández, afirmó que todos los conflictos terminan en diálogo. “Más que fe creo que las tendencias mayoritariamente conducen a que todos los conflictos terminan en diálogo, incluso las guerras. Y creo que antes de llegar a la guerra, si nos ayuda la Iglesia, si se pone firmemente en función de lograr una salida pacífica, lo podemos lograr”.

Con información de Notitarde