La calle Martín Tovar en el centro de Valencia

803
La calle Martín Tovar - La calle Martín Tovar
Foto: Danny Valdiviezo.
Compartir

La calle Martín Tovar en el centro de Valencia luce olvidada y no es ni el reflejo de las últimas décadas. Revisando la historia de esta emblemática avenida era una de las que mayor movimiento comercial tenía; por supuesto estamos hablando de hace 30 años.

En 1990 todos los negocios estaban activos era una avenida muy movida, pasaba el transporte; y era transitada de punta a punta. Desde la avenida Lara hasta la avenida Cedeño circulaba una gran cantidad de vehículos.

Hoy es todo lo contrario, es una avenida olvidada sin vida y muchas veces sin personas caminando. De hecho consideran un peligro caminarla a cualquier hora del día; y por supuesto en la noche.

Calle Martín Tovar sin vida y sin personas

El movimiento comercial no está en las esquinas, anteriormente en la Martín Tovar con Colombia había una farmacia. Era la farmacia San Antonio, un poco más de la delante de la avenida; en la famosa esquina El Candilito estaba la bodega de Colmenares.

Hace treinta años recuperaban una vieja edificación para transformarla en La Casa del Vecino; esta le daba mucha más vida a la avenida en aquellos años. Ni hablar en el cruce con Independencia.

Aún allí se encuentra el liceo Buen Samaritano, unas cuadras más allá la Clínica Guerra Méndez. La avenida tenía movimiento comercial pero dicen que la soledad y la delincuencia alejaron a las personas.

En olvido total

Unas cuadras antes estaba el famoso Mercado de los Goajiros el cual se inició allí en un terreno de la avenida. Luego de varias manifestaciones el alcalde Argenis Ecarri los mudó para el Terminal Viejo; esto en los años noventa.

Había unos hoteles de baja reputación de los cuales solo uno se mantiene, el otro se cayó con el tiempo. Pero la avenida reclama vida, guarda además mucha historia; sus esquinas estaban identificadas ya no.

Por supuesto, el auge de cervecerías y bares en los años setenta y ochenta afearon el sector; conocido como la “5 de Julio”. Ya desde allí comenzó la mayoría de los comerciantes a dejar la avenida.

Estaba cerca de la avenida la Clínica 5 de Julio de un famoso doctor de apellido “Hospedales”; pero todo esto poco a poco cambió para mal; las personas se marcharon del lugar y hoy mucha soledad en sus cuadras.

La avenida podría ser recuperada para bien, con las casas y negocios y darle más brillo a la zona del centro. No es solo pintar una fachada y el brocal de la calle, es el dar más vida; con familias comprometidas en recuperar el lugar.

Sigue leyendo ahora en nuestro portal: Lanzando monedas en el malecón de Puerto Cabello