Foto: Actualidad RT

Sin duda alguna el amor de madre es único y eterno, una conexión profunda que abriga cualquier adversidad. Tal es el caso de una madre estadounidense que sacrificó su vida para salvar a su hija de las fuertes inundaciones acaecidas tras la llegada de la tormenta Harvey en el sudeste de Texas, reseñó el The Washington Post.

Foto: Actualidad RT

El pasado martes por la tarde, Colette Sulcer, de 41 años, iba en coche con su hija de 3 años por una autopista a unos 100 kilómetros de Houston, la ciudad de Texas más afectada por las inundaciones. Las ráfagas de viento alcanzaban 38 mph y más de 5 centímetros de lluviascaían por hora.

La mujer decidió estacionarse en un aparcamiento, pero pronto se dio cuenta de que había quedado atrapada por los torrentes de agua. Entonces agarró a su hija, salió del vehículo y se entregó a la violenta tormenta con la intención de llegar a algún refugio.

Ambas fueron arrastradas por las aguas hacia un canal. Según el informe de la Policía, cuando el equipo de socorristas llegó para rescatarlas, Colette Sulcer estaba flotando bocabajo en las crecientes aguas de la inundación.

La niña se encontraba aferrada a la espalda de su madre. La menor estaba consciente pero sufría hipotermia. «Es un verdadero testimonio de la voluntad de una madre de sacrificar su vida para salvar la de su hija», comentó al medio local The Washington Post el oficial Haley Morrow.

Con información de Actualidad RT