Fuerte
Foto: Notitarde

El «trancazo» convocado este martes dejó fuertes enfrentamientos entre manifestantes y funcionarios policiales en Carabobo, además ataques contra del Fuerte Paramacay, sede de la 41 Brigada Blindada del Ejército ubicada en Naguanagua, así como varios detenidos y funcionarios heridos.

Fuerte
Foto: Notitarde

En el Distribuidor El Trigal la situación fue tensa, ya que quienes protestaban procedieron a trancar la Autopista del Este en ambos sentidos, acción que fue repelida por la PoliCarabobo con bombas lacrimógenas. Durante el enfrentamiento varios efectivos resultaron heridos por fuegos pirotécnicos y piedras. Al menos tres manifestantes fueron detenidos.

Tras dispersar la protesta, los uniformados en motocicletas se dirigieron por la autopista a controlar acciones violentas en Mañongo, El Rincón, Tazajal y Palma Real.

En horas de la noche las instalaciones militares del Fuerte Paramacay fueron atacadas por un grupo de personas con los rostros cubiertos que arremetían contra los funcionarios del cuartel con los mismos objetos y artefactos utilizados en las otras manifestaciones. Situaciones similares a las descritas ocurrieron en La Isabelica, donde los manifestantes fueron dispersados por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en horas de la noche. En San Diego, específicamente en El Tulipán, también se originaron hechos de violencia.

En medio de la revuelta en El Trigal el periodista de Últimas Noticias, Lázaro Yáñez, quien para el momento realizaba su cobertura periodística, fue agredido y despojado de su máscara antigás y teléfono por funcionarios policiales; sin embargo después de conversar con los uniformados, su celular fue devuelto.

Con información de Notitarde