Artech Digital
Ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica
Foto: Referencial

Este sábado, el ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, ofreció un balance de los daños al sistema eléctrico donde destacó que las pérdidas materiales por los equipos e instalaciones que resultaron afectadas por las acciones de sabotaje perpetradas este viernes contra la subestación Miranda, ubicada en Maracaibo, estado Zulia, ascienden a 2.500 millones de bolívares.

Ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica
Foto: Referencial

Indicó que el sabotaje produjo la explosión de un transformador de potencia, que tiene un valor de 6 millones de dólares.

Luego de un recorrido por la subestación, que atiende a 30.000 familias de las parroquias Cacique Mara, Bolívar, Chiquinquirá y Cecilio Acosta, el ministro Motta Domínguez, acompañado del gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas y trabajadores de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), informó que la persona que resultó muerta en este acto fue identificado como Elmer Morillo de 42 años.

«La pérdida humana es invaluable y desde el punto de vista material incalculable. (…) Aquí se perdieron 6 millones de dólares, que se pudieron haber invertido en mejoras, en repuestos para mantenimiento», expuso Motta Domínguez, quien detalló que el transformador quemado es de 83 Mega Voltio Amperios (MVA) y está siendo sustituido por los trabajadores de Corpoelec.

El ministro señaló que se estima que en 48 horas se logre recuperar la primera barra de transferencia de circuito; mientras que la rehabilitación completa de la subestación, que ya había sido sujete de sabotajes, se prevé culminar el próximo 3 de agosto.

Denunció que durante la madrugada de este sábado se registró otra incursión en la subestación Bachaquero de la entidad zuliana, donde un grupo de personas armadas irrumpieron y lograron extraer 69 piezas y el software que va dirigido a Termozulia.

Descartó que el motivo del robo haya sido fundir las piezas sustraídas, ya que es imposible por el tipo de metal y su aleación.

A las 12:06 minutos de la madrugada de este sábado explotó la subestación Miranda de Maracaibo, producto de una acción de sabotaje al sistema eléctrico, en el cual murió carbonizado Elmer Morillo, cuyo cadáver fue localizado guindado en las líneas de alta tensión.

La acción dejó sin electricidad el casco central de Maracaibo, donde se ubica el Hospital Chiquinquirá y al cual le restablecieron el servicio en dos horas; mientras que a las 4:00 de la mañana ya había sido restituido en el resto de los ocho circuitos afectados.

Con información de AVN