Artech Digital
niño pierde la vida-N24C

Un niño de cinco años pierde la vida al contraer el virus de Ébola en Uganda; el primer caso en ese país desde que expandió la epidemia en la vecina República Democrática del Congo hace 10 meses; informó el martes la Organización Mundial de la Salud; el niño infectado está recibiendo cuidados médicos.

«Este caso confirmado es el de un niño de 5 años de edad congoleño que viajó desde la RDC con su familia el 9 de junio de 2019; El niño y su familia entraron en el país a través del puesto fronterizo de Bwera y pidieron ayuda médica» explicó la OMS en Twitter.

El niño afectado pierde la vida el día de hoy

Las autoridades sanitarias ugandesas han confirmado la muerte del primer enfermo que dió positivo de ébola en Uganda relacionado con el brote que afecta al noreste de la República Democrática del Congo (RDC); donde se enunció una epidemia de esa enfermedad el pasado 1 de agosto. Se trata de un niño congoleño de 5 años que había viajado a este país el pasado mayo.

El niño de 5 años murió por ébola anoche, informó la ministra de Sanidad ugandesa, Jane Ruth Aceng; quien también reveló que otras dos muestras han dado positivo; por lo que el país ya cuenta con 3 casos confirmados de la enfermedad.

El brote de la vecina RDC ha causado 1.396 muertos (1.302 confirmados en laboratorio) de un total de 2.071 casos, según el último recuento oficial del ministerio de Sanidad congoleño.

Lea También:¡ALERTA! EPIDEMIA DE SARAMPIÓN SE PROPAGA A 10 ESTADOS VENEZOLANOS

«Los otros miembros congoleños de la familia han sido identificados y puestos en cuarentena en el hospital de Bwera», dijo la ministra en una rueda de prensa, al precisar que se tomaron muestras de dos de ellos que presentaron síntomas del ébola para su análisis en el laboratorio; aceng también indicó que el Ministerio de Sanidad y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han enviado un «equipo de respuesta rápida» a Kasese para apoyar al personal médico que ya está sobre el terreno.

La Sanidad solicitó a la población a prestar la mayor colaboración con las autoridades; sobre todo en los puntos de entrada a esta nación de África del Este; para evitar «una mayor propagación del ébola a otras partes del país».