No todo fue éxito y fama en la vida de Linda Blair

1150
Linda Blair - Linda Blair
Compartir

En los años setenta y ochenta el nombre de Linda Blair daba la sensación de miedo; la pequeña adolescente ganaba el papel ante 600 niñas para encarnar a Regan MacNeil; una inocente jovencita poseída por el demonio.

Pero desde allí lo que parecía una fulgurante carrera como actriz se convertía en una vida atribulada; desvelada y de miedos. Tenía todo a su favor para convertirse en estrella pero resultó ser todo lo contrario.

No imaginó que aquel papel en El Exorcista le daría tantos y tantos problemas; vivía en Missouri y hasta su residencia comenzaron a llegar cartas de odio. Muchos le criticaban por trabajar en la película; incluso recibió amenazas de muerte por el film.

Todo eso con apenas 15 años la estaba marcando, aún gozaba de fama y popularidad en Estados Unidos; quiso estudiar veterinaria pero no pudo ni iniciarla. La actriz estaba siendo atacada por el fantasma de la depresión.

Pero todo aquello apenas era el comienzo de lo que ha sido su vida; y como las personas la recuerdan por aquel papel. Ganó el Globo de Oro por la interpretación; pero el odio hacia ella estaba volcado. Los amantes del cine de terror querían que fuera otra personas; la veían como una víctima del sistema.

Decían que el sistema depredador del mercado de Hollywood ya había ido muy lejos; pero la respuesta de sus fanáticos fue tajante por qué atacarla a ella y no a los productores de la película. Pero luego de eso comenzaron a verla como un símbolo negativo.

Linda Blair de estrella a una mujer olvidada

Ya cercana a los 18 años acepta estar en la segunda parte del Exorcista al lado de un reparto extraordinario. Pero la película no resultó ser lo esperado y por eso la destrozaron por el papel; y la actriz combate aquella depresión con drogas.

Las drogas y el alcohol y la espalda de la industria del cine golpeaban a la actriz que apenas estaba en los 18 años. La depresión, los desamores, las falsas ilusiones le quitaron su vida; de hecho en vez de gozar la juventud la estaba perdiendo.

Los amores de la actriz la empujaron a ese fracaso, tuvo una relación con un rockero australiano; y luego con otro. Muchos opinan que la buscaban para ganar fama pero que no había amor; todo eso la fue marcando.

Sin dinero y con proposiciones

El dinero se iba gastando en placeres prohibidos, y no pensó en invertir aquella gran cantidad de dólares que tuvo. Unos opinan que la actriz no tuvo asesoría y que su vida hubiese sido otra; de hecho había gente que le tenía miedo.

En los años ochenta la actriz aceptó una propuesta de Playboy de desnudarse; de esa manera obtendría otra vez la fama y el dinero, pero todo esto se esfumó. Cayendo otra vez en las depresiones.

El ocaso de su carrera más no de su vida

Pero las décadas que vinieron para la actriz no fueron buenas, los grandes productores le dieron la espalda. Decían que era una víctima del mercado de Hollywood; y desde allí vinieron los papeles en producciones pobres.

Linda Blair no tuvo hijos, tuvo miles de desamores y a pesar de que hoy pocos recuerdan a la actriz; sacó un libro de cocina, buscaba la felicidad y hoy con 62 años sigue en Estados Unidos; ya hoy toda una mujer pero la gente la recuerda como La Niña del Exorcista.

Sigue leyendo ahora en nuestro portal:Las historias detrás de la famosa Mansión Playboy