Artech Digital
Movilnet
Foto: Referencial

El padre de una niña de 11 años se hizo pasar ella, para atrapar a un pedófilo que la acosaba por WhatsApp y darle una paliza. Según las autoridades argentinas (país donde ocurrió el hecho), no hay pruebas suficientes para aprender al abusador.

pedófilo
Foto: Referencial

El sujeto, identificado como Germán Acosta, de 29 años, contactó a la menor a través de la mensajería WhatsApp e intentó convencerla de concretar un encuentro en la ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, la pequeña se lo confesó a su padre, Walter Rodríguez.

La niña recibió fotos sugestivas y mensajes con contenido sexual. El acosador le preguntó a la menor si era virgen y se ofreció a ser su «maestro», afirmó el padre.

Ante la insistencia de Acosta a pesar de saber que se trataba de una menor de edad, Rodríguez decidió engañar al acosador intercambiando mensajes con él como si se tratara de la chica. Finalmente, logró concretar un encuentro: «Me dio la dirección de su casa y yo quería ir a matarlo, porque le aclaré varias veces que tenía 11 años y él seguía».

Cuando ambos hombres se encontraron, el padre de la niña lo identificó y tras propinarle una golpiza llamó a la Policía. Aunque Acosta fue acusado conducta emprendida por un adulto con el fin de ganarse la amistad de un menor y abusar posteriormente de él, no fue detenido por falta de una denuncia formal. Por su parte, Walter Rodríguez fue acusado de lesiones personales.

«No puedo creer que para que quede preso él tenía que llegar a violar a mi hija. No sé por qué acá funciona todo tan mal que ya está libre: tengo todas las pruebas, tiene que pudrirse en la cárcel», lamentó el hombre.

Con información de Actualidad RT


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, descarga nuestra aplicación de Telegram al ingresar a este link https://t.me/noticias24carabobo y dale clic a +unirme.