Marc Márquez
Foto: Twitter

Marc Márquez optó por ver el vaso medio lleno ante la ocasión perdida de atar el título en el Circuito Ricardo Tormo de la localidad valenciana de Cheste, la cuarta vez que cede un título a la primera intentona, por otras dos en las que sí lo ha conseguido.

Marc Márquez
Foto: Twitter

Márquez no tiene prisa en el momento decisivo, en esta ocasión quizás porque en Cheste, para perderlo, tiene que ser 12º o peor siempre que Andrea Dovizioso gane “Sí que con Zarco me la habría podido jugar la final, pero no tenía sentido»

El catalán admitió que arriesgó hasta cierto punto. «He visto que las dos Ducati iban más rápidas que yo en este circuito. No podía alcanzarles ni arriesgando. Sí que con Zarco me la habría podido jugar la final, pero no tenía sentido”.

“Soy humano, hoy un pequeño susto era un gran susto. Lo sentía todo. Iba más pendiente de que no patinara que de ir rápido. Esto te hace perder unas décimas por vuelta. Hice lo que sentía”, admitió el piloto.

El vigente campeón dice que no saldrá a amarrar esa undécima plaza. “No quiero que eso me dé extra confianza y extra relajación. Sí que son muchos, pero tengo que acabar la carrera. Tengo que intentar mantener la misma intensidad. Es difícil, pero lo voy a intentar”.

Marc Márquez aseguró que el circuito de Cheste “lo tengo marcado como uno de esos que me va bien. Gira a izquierdas, todo ayuda. Dicen que lo bueno se hace esperar. Espero que sea por algo muy bueno. Delante de la afición siempre es especial”.

Con información de Marca