Gerard Piqué entre lagrimas por el O-1: ha sido un día muy duro

1034
Compartir

El central del FC Barcelona, Gerard Piqué, comentó al término del partido ante Las Palmas lo ocurrido con la decisión de disputar el choque a puerta cerrada y la jornada del referéndum en Cataluña.

Piqué
Foto: Twitter

«La Junta ha intentado suspender el partido, no ha sido posible y hemos debatido y como decisión de club hemos decidido jugarlo. Ha sido un partido muy difícil después de todo lo que ha pasado hoy en Cataluña«, comenzó afirmando Piqué.

«Ha sido la peor experiencia como profesional que he tenido en mi vida, ha sido un día muy duro. Las imágenes hablan por sí solas, con la gente manifestándose sin violencia y con los actos de hoy que ha visto todo el mundo y que tendrán consecuencias», relata.

«Nos jugábamos los puntos, LaLiga y Las Palmas querían jugar y había opiniones de todos los colores. Al final como club hemos decidido jugar tras dar muchas vueltas. Mi opinión importa poco, somos un club y hemos de ir todos a una», apunta.

«No creo que nada caiga por esta decisión pero entiendo que haya mucha gente que tuviera la opinión de que el club no debía jugar«, expresa.

«Mando un mensaje de que cuando se vota se puede votar que sí, que no o en blanco, pero se vota. En este país muchos años se vivió el franquismo, la gente no podía votar y ese derecho hay que defenderlo con todas las de la ley. Soy y me siento catalán y hoy más que nunca me siento orgulloso de la gente de Cataluña que se ha comportado maravillosamente», refleja antes de romper a llorar.

Entre lágrimas, Piqué aseguró que «ha tenido que venir la Guardia Civil y actuar como han actuado«, pero afirmó que «hay mucha gente en España que está en total desaprobación con lo que ha sucedido hoy en Cataluña y que cree en la democracia».

«Si alguien cree que soy un problema o que molesto no tengo ningún problema en dar un paso al lado y dejar la selección antes de 2018. No es una cuestión patriótica, el que va no es el más patriota, hay que ir y rendir al máximo. Ha habido muchos jugadores que se han nacionalizado, que no eran ni españoles y que quizá no sentían la selección como otros», reflejó.

«Estamos en un país con un presidente de un partido que usa todos sus medios afines para mentir, han dicho que era sólo una pequeña minoría tumultuosa y se ha demostrado que no era así, que éramos millones de personas. No tengo nada en contra a la gente que cree que los catalanes somos los malos, pero no lo somos, queremos simplemente votar», aseguró.

«Pensé que intentarían frenar la votación, pero de forma pacífica y no ha sido así. Al menos lo ha visto todo el mundo. Esta decisión creo que ha empeorado las cosas muchísimo, es una de las peores decisiones de los últimos 50 años, ha separado mucho más a Cataluña y España y esto va a tener consecuencias, pero el presidente del Gobierno tiene el nivel que tiene y va por el mundo sin saber ni hablar inglés», concluyó.

Con información de Eleconomista