Poder Judicial apunta a la humanización del sistema

pasarela de pago crixto
1096
Poder Judicial
Foto: Notitarde

La madrugada del 7 de diciembre de 2015, el Consejo Nacional Electoral (CNE) emitía el boletín oficial en el que daba ganadora a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de la mayoría de las curules de la Asamblea Nacional (AN). A partir de entonces, fue imposible entender la institucionalidad del país en términos simples.

Poder Judicial
Foto: Notitarde

Fue así como los medios de comunicación enfocaron su atención en las funciones propias de cada Poder Público, en vista de la aparente pugna entre poderes que generó la nueva relación de fuerzas del Parlamento y la existente en el actual Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Empezaron a aparecer las palabras Poder Judicial, Circuito Penal, Sala Constitucional, en las conversaciones diarias del Metro, paradas de autobuses y cualquier lugar público.

Sin embargo, el enfoque informativo es naturalmente político, y muy especialmente aquel que beneficia la típica conflictividad entre los actores políticos, las declaraciones de los voceros partidistas y todo lo relativo a la clásica polémica de los representantes de las toldas en Venezuela.

Pero la complejidad del Poder Judicial y el Estado van más allá de la novela política y se establece sobre una diversidad de teorías y conceptos que definen estas estructuras por las que transitan los hombres y mujeres de la nación.

Precisamente para abordar ése y otros temas, la juez rectora (e) y presidenta (e) del Circuito Judicial Penal del estado Carabobo, Carmen Eneyda Alves, visitó Notitarde para conversar sobre los primeros días de su gestión en el Poder Judicial, los retos más importantes y los planes estructurales que pretende emprender.

En esta oportunidad, estuvo en el foro Desayuno en la Redacción, junto al director del diario Gustavo Rízquez; Jorge Chávez Morales, subdirector; la editora de cierre Karín Rivero; Vanessa Carreño, editora diurna; Alecia Rodríguez, editora de sucesos; el periodista fotográfico León Giménez y quien escribe: Ricardo Marín.

El Sistema Judicial sale de sus oficinas

La Presidenta (e) del Circuito Judicial Penal del estado Carabobo explicó que por vez primera el Plan Estratégico del Poder Judicial se desarrolla en base a una política nacional que tiene que ver con la construcción general de toda una estructura social, económica y cultural (Plan de la Patria), por lo que el ejercicio judicial tiene, por necesidad objetiva, el deber de salir de sus oficinas para actuar directamente desde las comunidades y sus formas de organización.

Poder Judicial
Foto: Notitarde

«Nunca se había visto que el Poder Judicial pudiera salir desde sus espacios a las comunidades para prestar un servicio. Esto lo estamos haciendo a través de lo que hemos denominado Punto y Círculo», dijo Alves.

Alves no es nueva en la gestión judicial, de hecho, es también magistrada suplente de la Sala Electoral del Tribunal Suprema Justicia (TSJ) por lo que habla con autoridad empírica sobre las dimensiones del cambio de política en el Poder Judicial, especialmente en lo referente al compromiso social, que según Alves se realiza directamente en las comunidades.

Comentó que esta articulación entre la institución y las comunidades se debe a que la visión moderna del Estado entiende a los Poderes Públicos como espacios que se deben en fin último a los ciudadanos, pero no exclusivamente en lo que tiene que ver con sus derechos y sus procedimientos de justicia, sino incluso a los aspectos de su crecimiento individual y colectivo, como una especie de relación dual en el que el desarrollo del colectivo es parte de la evolución misma del Estado.

Es por eso que El Plan Estratégico del Poder Judicial está consolidado en el Estado democrático y social de derecho y de justicia, que constituye importantes contribuciones de diversos actores, con el protagonismo de los trabajadores y movimientos sociales, para el perfeccionamiento del Poder Judicial .

Informó la jueza Carmen Alves que, en el caso carabobeño, la sede del Palacio de Justicia se ha venido convirtiendo durante los 60 días de su gestión en un epicentro de atención que también va a las comunidades, mediante lo que se conoce como Punto y Círculo.

Esta asistencia, continúa Alves, no se dedica en exclusividad a los asuntos propios del derecho y la justicia, en los que efectivamente se harían jornadas de procesos legales de divorcio, titularidad de propiedades y otros asuntos, sino que incluso aborda la formación, a través de charlas y talleres, sobre puntos que van desde la siembra urbana, hasta las herramientas constitucionales de lo que se conoce como Poder Popular.

En este caso, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y todas las instituciones adscritas a ese poder, desarrollaron los jueces de paz , que son ciudadanos formados en las comunidades para la mediación de conflictos en la localidad. En Carabobo existen 51 jueces de paz desplegados en las comunidades.

«Los jueces de paz pertenecen a los consejos comunales, comunas o representantes de la localidad, que están llamados a servir a sus vecinos a través de la solución de conflictos que no tengan la gravedad de ir a un Tribunal de Municipio o un Tribunal de Primera Instancia. El juez de paz resuelve los conflictos en armonía. Son conciliadores con funciones jurisdiccionales», sostuvo la jueza rectora (e) del Circuito Judicial Penal de Carabobo.

Incluso, destacó que por mandato constitucional los organismos de seguridad están en la obligación de contribuir al trabajo que estos jueces de paz realizan diariamente en las comunidades.

Apuntan a la creación de un nuevo funcionario público

Durante casi una hora de conversación entre la Juez Rectora (e) y Presidenta (e) del Circuito Judicial Penal del estado Carabobo, la servidora pública hizo especial énfasis en que el Plan Estratégico del Poder Judicial 2013 2019 , persigue objetivos que tienen que ver con el empoderamiento de las comunidades, a través del funcionario público y la institución.

Es por eso, que su planteamiento giró en torno a la noción de lo que ha denominado un nuevo funcionario público, que sería parte del engranaje de una institución con valores nuevos. Un sistema judicial humano .

«Los jueces ya no estamos sentados solamente en los despachos, sino que salimos a las comunidades para resolver los conflictos de la localidad. Inclusive no solamente nos quedamos en actividades jurídicas, sino en otro tipo de acciones que contribuyan al buen vivir de los ciudadanos. Ése es el nuevo funcionario público que existe hoy en día y que se va a seguir proyectando en el futuro», aseguró.

De acuerdo a Carmen Alves, ésta sería la visión que debe estar presente en aquel hombre o mujer que desee ser parte de la estructura judicial de la nación, alguien que tenga la capacidad de atender al ciudadano como si se estuviera atendiendo a sí mismo .

«El eje estratégico de gestión y administración del Poder Judicial se orienta en los principios de gratuidad en la prestación del servicio, independencia, economía, celeridad, simplicidad administrativa, eficacia, objetividad, imparcialidad, honestidad, racionalidad presupuestaria, participación protagónica, contraloría social, rendición de cuentas, buena fe y confianza que deben prevalecer en el funcionamiento de las instituciones que conforman el Poder Judicial», aseveró.

Es ésa la razón por la que hoy un funcionario del sistema judicial, afirma Alves, realiza actividades en las comunidades que poco o nada tengan que ver con el ejercicio legal, pero que tendrían una importancia fundamental para el buen vivir de la zona donde esté asentado el Poder Judicial, pues a juicio de la juez rectora, los funcionarios entienden que parte de su trabajo es contribuir con el crecimiento económico, social e intelectual de la colectividad.

«El Poder Judicial es el garante del Estado de Derecho en la nación, por tal motivo debe estar conformado por un contingente de hombres y mujeres capacitados, de elevada moral, con valores que fundamentan el bien común, sentido de solidaridad hacia los ciudadanos y un alto compromiso con los ideales y aspiraciones del pueblo venezolano, expresado en nuestra carta magna», sostuvo la también magistrada suplente de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Plan Estratégico del Poder Judicial

El Plan Estratégico del Poder Judicial, esbozado por la juez rectora (e) del Circuito Judicial Penal del estado Carabobo, contempla diversas fases para su desarrollo e implementación.

El primer eje es el de la Gestión y Administración del Poder Judicial y tiene que ver con la potenciación de las instancias de planificación y coordinación estratégicas del sistema de justicia para unificar las políticas que garanticen el acceso a la justicia, celeridad procesal y la tutela judicial efectiva .

Alves agregó que en esta fase del plan se espera implantar un programa de crecimiento, reacondicionamiento, redistribución y reasignación de la infraestructura.

La segunda fase o eje es el del nuevo servidor público del Poder Judicial, en el que se establecen como acciones estratégicas el hecho de generar políticas de formación integral a los servidores públicos.

“La Constitución demanda la consolidación y expansión del poder de los ciudadanos, de quienes emana la potestad de administrar justicia. Para ello, todas las instituciones del Poder judicial deben generar condiciones para garantizar la participación popular”.

En este eje se tiene en desarrollo un plan de creación de un Sistema Nacional de Bibliotecas Físicas y Virtuales del Poder Judicial.

El eje número 3 corresponde al del fortalecimiento de la participación social. Es parte de la visión, señala la juez rectora, que tienen los tribunales de ser parte del desarrollo integral de las comunidades.

«La Constitución demanda la consolidación y expansión del poder de los ciudadanos, de quienes emana la potestad de administrar justicia. Para ello todas las instituciones del Poder Judicial deben generar las condiciones más favorables y adecuadas para garantizar el ejercicio de la participación popular en sus procesos de transformación», dijo.

En el caso del Punto y Círculo, que corresponde al eje temático número 4 del Plan Estratégico del Poder Judicial, Carmen Alves destacó que se basa en el desarrollo de un sistema permanente de identificación de necesidades y potenciales económicos de las áreas circundantes a la sede de la institución.

«Se trata de establecer alianzas estratégicas con las instituciones del Estado, a fin de canalizar el apoyo institucional necesario para fortalecer el desarrollo integral de las comunidades aledañas», explicó.

Por último, el quinto eje corresponde a la integración jurídica internacional . Sobre esta fase, agregó que la idea central es la de crear coordinación y cooperación, para crear convenios y afianzar las relaciones del Poder Judicial con organismos multilaterales.

«Se busca impulsar los encuentros internacionales, en el marco de la libertad, igualdad, justicia y paz internacional, fundamentado en la doctrina del Libertador Simón Bolívar», resaltó.

Hacia la eliminación del retardo procesal penal

La juez rectora (e) Carmen Alves, destacó que diariamente existe un equipo que la acompaña para conseguir los objetivos planteados en los hasta ahora 60 días de gestión. Uno de esos objetivos supremos es combatir el fenómeno del retardo procesal penal.

«Se está realizando un trabajo interno que consiste en adaptar algunos mecanismos de control y así elevar las estadísticas de las audiencias que se realicen y la efectividad de los jueces en cuanto a las decisiones que deban publicar», indicó.

Informó que, además, se ejecuta un proceso de mejoramiento y reacomodo de los espacios del Palacio de Justicia, para atender en mejores condiciones a los ciudadanos .
Diariamente el Palacio de Justicia acoge a 910 empleados y funcionarios, entre obreros y personal administrativo, además de alguaciles y jueces, así como 120 trabajadores adscritos a la Defensa Pública.

El Palacio de Justicia del Estado Carabobo semanalmente recibe a 12 mil personas, a razón de dos mil 500 diarias, entre justiciables, privados de libertad, familiares, abogados de libre ejercicio, funcionarios policiales, entre otros.

La juez rectora (e) y presidenta (e) del Circuito Judicial Penal del estado Carabobo agradeció la colaboración de la Gobernación de Carabobo en estos primeros días de gestión. Especialmente por la necesidad urgente de articular esfuerzos para brindar justicia oportuna a los ciudadanos, como derecho inviolable del sistema democrático.

Carmen Alves culminó asegurando que el ejercicio de sus funciones es más alegre y gratificante cuando su labor, además de impartir justicia, yace en el trabajo social.

Ventana

Jueza, artista e intelectual 

La figura de Carmen Eneyda Alves no se detiene en sus funciones como gerente del sistema judicial, sino que su intelecto y habilidades le permiten otras actividades que para cualquier prejuicioso parecerían incompatibles con las de un juez rector.

Alves, además de ser la juez rectora (e) y presidenta (e) del Circuito Judicial Penal del estado Carabobo, así como magistrada suplente de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), también dedica tiempo a actividades como el arte y la lectura.

Poder Judicial
Foto: Notitarde

Confesó que su otro oficio es  la orfebrería, actividad que aprendió de su hermana. Además también dedica tiempo a la escritura y demás actividades que tienen que ver con esos aspectos más sublimes del espíritu y que en nada se parece al actuar circunspecto que reclama su ejercicio como jueza.

Ahora bien, Alves no está en su cargo por casualidad, pues trae consigo una impresionante hoja de presentación que no se reduce a los lugares donde ha laborado y las responsabilidades que ha asumido, sino en los estudios que ha realizado tanto en Venezuela como en el exterior.

Carmen Alves es Magister en Ciencias Penales y Criminológicas, de la Universidad de Carabobo (UC). Además, posee una especialización en Derecho Penal, realizada en la Universidad de Salamanca, en España.

Alves tiene a su vez especializaciones en criminalística y derecho penal, en las universidades Santa María y Carabobo.

Incluso, la jueza posee una relación más profunda con la Universidad de Carabobo, pues fue docente de esa casa de estudios, en los programas de pregrado, en Derecho y maestría en Ciencias Penales Integrales.

Luego de una hora de conversación, Alves destacó que la sabiduría y la madurez intelectual son la clave para poder manejar la dualidad entre la seriedad de su investidura y momentos de desarrollo espiritual, pues comentó que el trabajo amerita un compromiso y un grado de exigencia, que luego puede aliviar en la intimidad de su casa, con actividades como el diseño de interiores y otras cosas que tengan que ver con decoración.

Alves se muestra también como alguien que cuida de su salud, por lo que es amante del comer sano y disciplinado, pues su oficio requiere de una salud robusta y formidable.

El hecho es que Alves es hoy la nueva cara del Poder Judicial en Carabobo, que vino con su hoja de presentación académica, su experiencia y su voluntad de articular junto a la comunidad.

Con información de Notitarde