Foto: Referencial

La llegada de las nuevas tecnologías y las redes sociales, han permitido que las personas encuentren nuevas formas de herir y de vengarse. La pornovenganza es la difusión por internet de fotografías y videos de contenido sexual de una expareja sin su consentimiento, muchas veces este contenido se vuelve viral.

Foto: Referencial

Pesadilla

Para la persona afectada esto es una pesadilla, porque se daña su reputación, su dignidad y salud mental. Ha habido casos de personas que terminan suicidándose.

¿Qué hacer en caso de ser víctima?

Si notas que alguna foto o video ronda por Internet ve con un abogado (aunque no lo creas es lo más recomendable). De inmediato ponte en contacto con el sitio en donde se encuentre la imagen, puedes denunciarlo como contenido inapropiado.

Reúne la evidencia y acude con la Policía Cibernética. El sexting puede parecer inofensivo, pero cuando una de las dos personas decide vengarse por el rompimiento amoroso, todo se puede convertir en pornovenganza. No permitas que te lo hagan.

Con información de Estilo de vida.Televisa