Artech Digital
Foto: Referencial

Este lunes, Jorge Lastra, directivo del sindicato de la Red de Abastos Bicentenarios (Rabsa), informó que la cadena de ventas de alimentos Bicentenario volverá a ser parte del sector privado, debido a las malas gerencias luego de su cambio estatal en el 2010.

Bicentenarios
Foto: Referencial

“Debido a las políticas equivocadas, se adelantan los pasos para vender los Bicentenario a un grupo privado”, manifestó Lastra.

El traspaso, señaló el sindicalista, es la razón de que actualmente 60% de los 42 locales del país estén cerrados. A esto se suma la providencia del Ministerio de Alimentación, publicada en la Gaceta Oficial 41275 del 9 de noviembre, sobre “la venta y permuta” de bienes públicos de la red de abastos.

Las memorias y cuentas del Ministerio de Alimentación revelan una caída de los beneficiarios de los abastos que pasaron de 2.915.685 a 2.394.115 entre 2013 y 2015  (última data oficial disponible).

En ese último año, la red manejó el triple de recursos (más de 9,9 millardos de bolívares) respecto a 2014, pero vendió solo 193.510 toneladas de alimentos y productos esenciales. Este volumen contrasta con los registrados en 2014 y 2013 de 199.722 y 206.127 toneladas, respectivamente.

Lastra precisó que hasta ahora los Bicentenario cerrados son los ubicados en Montalbán, Vargas, Valencia, Maracaibo y Bolívar. Los Gran Abasto en la Zona Rental, Macaracuay, Charallave y Terrazas del Ávila permanecen abiertos.

“Los últimos 18 meses han sido traumáticos: 6.000 de 9.000 trabajadores fueron despedidos injustificadamente sin importar que eran mujeres embarazas o en permiso de maternidad, enfermos ocupacionales, empleados de vacaciones y de reposo, y con fuero sindical”, denunció el dirigente.

Lastra recordó que cuando anunció la estatización en 2010 de las cadenas Éxito y Cada para transformarlos en los Bicentenario, el presidente Chávez garantizó la estabilidad a los trabajadores. La misma promesa la hizo Maduro en diciembre de 2016. El decreto 2.245 publicado en Gaceta Oficial del 22 de febrero de 2016 ordena la reestructuración de la Red de Abastos Bicentenario.

En diciembre del año pasado Maduro aseguró: “Abastos Bicentenario se pudrió, así lo digo”. Detalló que se convertirían en los centros de distribución directa de los mercados comunales.

Sin embargo, fuentes cercanas al gobierno indicaron que estas medidas obedecen a la estrategia de centrar la distribución de los alimentos a la población en las bolsas y las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Solo importados. Los Abastos Bicentenario que aún permanecen abiertos venden los mismos productos y al mismo precio que los establecimientos privados. En los anaqueles de las sucursales de Chuao, Las Mercedes y Plaza Venezuela solo se consiguen productos de Brasil, Turquía y Alemania, mientras que los alimentos regulados los venden con menor frecuencia.

Con información de El Nacional 


 Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, descarga nuestra aplicación de Telegram al ingresar a este link https://t.me/noticias24carabobo y dale clic a +unirme.