Artech Digital
Vero
Foto: Archivo

Con la nueva actualización de Instagram, que en vez de mostrar las publicaciones en orden cronológico, son mostradas por ranking, se ha generado que los usuarios prueben otras redes, entre las que destaca Vero.

Vero
Foto: Archivo

Vero es una red social de 3 años de antigüedad y que casi nadie había estado usando hasta la semana pasada. Al igual que Instagram, Vero también permite tomar y publicar fotos y su público inicial fueron cosplayers.

Esta red social permite publicar enlaces, ubicación o recomendaciones para películas, libros y música. Hay controles para escoger que se comparte y a quien se sigue, donde se puede hacer una distinción entre “amigos cercanos” y “seguidores”.

También se puede elegir qué categorías de publicaciones ver; es posible seguir a alguien solo por sus recomendaciones musicales, por ejemplo. La aplicación también incluye funciones de chat y comentarios similares a las que uno encontraría en cualquier otra red social.

Ayman Hariri, dijo a The Verge, que «Queríamos construir algo que representara algo más que una sola característica», el CEO de la compañía cuya app solo había tenido 1500 descargas hasta la semana pasada y ahora tiene 3 millones. Al limitar a la audiencia a las publicaciones de los usuarios, Vero espera alentar un tipo de intercambio menos cargado socialmente.

No todo es tan genial como parece

Vero
Foto: Archivo

Como “nada es gratis”, la avalancha de nuevos usuarios ha traído sus complicaciones. Primero que los servidores no estaban listos para recibir a tantas personas y eso ha ralentizado el uso de la app.

Luego las interfaces no son tan intuitivas y eso ha causado incomodidad a los nuevos usuarios. Además, Vero solicita un número de teléfono y un e-mail para poder hacer el registro, lo cual levanta sospechas de spam y problemas con la privacidad.

Así mismo, el éxito de la red social ha hecho que crezca el escrutinio sobre Hariri, Presidente ejecutivo de la empresa, quien es un multimillonario hijo del ex primer Ministro libanés Rafic Hahiri, quien fuera asesinado el 2005. Además, parte de la fortuna de Hariri se hizo gracias a la compañía Saudi Oger, una constructora desaparecida y que tiene en su historial denuncias de abuso laboral.

Por último, la nueva red social también guarda una estrecha relación con Rusia. La mayoría de sus ingenieros son de este país y los hermanos de Ayman están vinculados con el presidente ruso, cuyo gobierno, se sospecha no solo ha cometido violaciones de derechos humanos contra disidentes, sino que ha interferido en las elecciones de otros países. Incluido Estados Unidos.

Con información  N+1 Tecnología que Suma


Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, descarga nuestra aplicación de Telegram al ingresar a este link https://t.me/noticias24carabobo y dale clic a +unirme.