Artech Digital
Reo
Foto: Panorama

Como si se tratara del escapista Harry Houdini, el reo Robert David Salas Hernández se zafó de las esposas que le colocaron los efectivos del  Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) para trasladarlo hasta de los tribunales, en Colón.

Reo
Foto: Panorama

El viernes 28 de julio, a las 4:00 de la tarde, inició el gran reto de atraparlo. El delincuente corrió desde la sede del palacio de justicia en San Carlos del Zulia para lanzarse a las aguas lodosas del río Escalante, al sur del Lago de Maracaibo.

“Él fue aprehendido por el Conas cuando robaba en una finca en Colón el pasado jueves.

Logró burlar la seguridad de las esposas a su entrada a los tribunales”, contó una fuente policial.

Dos horas duró la odisea  para atraparlo. El hampón nadó hasta uno de los pilotes huecos del puente Simón Bolívar, que comunica San Carlos con Santa Bárbara. Allí se aferró.

De inmediato se activaron los organismos de seguridad, y con ellos los más de 500 curiosos que abarrotaron el puente.  El equipo antimotín de la GNB llegó al sitio para desalojarlos.

Le lanzaron bombas aturdidoras y lacrimógenas, hasta disparos de perdigones hicieron, pero no cedía. Mientras esto ocurría, la fiscal que lo recibiría le gritaba por megáfono: “Por favor, entrégate, garantizamos tu derecho a la vida”, contó uno de los testigos.

A las 6:15 de la tarde, el reo fue sorprendido por funcionarios de Policolón, quienes se lazaron al río y lo recapturaron.

Este sábado, en la tarde, lo presentaron por el delito de robo y fuga. Permanecerá detenido en la sede del Conas, en El Vigía, estado Mérida.

Con información de Panorama

Reo
Foto: Panorama
Reo
Foto: Panorama
Foto: Panorama