Síndrome de Wendy, conoce mucho más sobre esta condición

651
Síndrome de Wendy - Síndrome de Wendy
Compartir

El síndrome de Wendy se presenta cuando un individuo tiene una necesidad absoluta de satisfacer a otro; que generalmente es la pareja o los hijos. La causa de esta necesidad es el miedo al abandono, al rechazo y a la soledad.

Los individuos con síndrome de Wendy generalmente tienen bajo su cargo un individuo con síndrome de Peter Pan. Ya que el que tiene el síndrome de Wendy asume todas las responsabilidades del que tiene el síndrome de Peter Pan.

Quienes padecen esa condición usualmente son personas que en la infancia se sintieron abandonadas; además de excluidas o desprotegidas. Así cuando llegan a la adultez toman el rol de protector, de paternidad; de tutor

Por lo que es muy difícil que está persona tenga el control de su propia vida; ya que su dedicación está basada en la guía de la vida de la otra persona. La persona con esta condición tienen miedo a ser rechazados; y harán de todo con la finalidad de ser aceptados.

Síndrome de Wendy - Síndrome de Wendy

Síndrome de Wendy, conoce más

Esos padres que realizan las tareas de los hijos; las esposas que hacen todo en casa de manera que no el marido no los hijos tengan que hacerlo. En fin la persona que sufre de síndrome de Wendy; siempre va a realizar todo lo posible para que la vida del otro sea más fácil.

El psicólogo Jaime Lira indica algunas características de las personas que tienen esta condición; estás son: Evita a las demás personas molestias. Insiste en hacer las tareas de otros individuos; además asume el papel de padre o madre de su pareja.

Ante la falta de atención se deprimen, asumen el amor como un sacrificio, se siente imprescindibles. Los que tienen esta condición se resignan al sufrimiento. Pide perdón por no realizar los deberes de otros; y no dice «no» ante las peticiones de los otros.

Más detalles

Primeramente el individuo debe reconocer que está en esta condición para poder buscar la ayuda profesional correspondiente. Luego de esto debe ser consciente de cuáles son sus responsabilidades y cuáles son las de los otros.

Aprender a decir que «no», muchas veces es difícil por lo que es recomendable la ayuda profesional. Se debe distribuir las responsabilidades en el hogar y asignarlas con claridad a cada miembro. Sobre todo si hay una persona con esta condición.

Leer libros de autoayuda que nos permitan elevar el autoestima y comprender que somos valiosos. Reconocer nuestros límites, comprender que no somos súper humanos; y que tenemos derecho a descansar y a tomar tiempo para nosotros.

Sigue leyendo ahora:Un trozo de de patilla contiene lo mejor para el cuerpo