Francia no impondrá toque de queda pero impone el teletrabajo y la vacunación

266
toque de queda en Francia - N24c
Compartir

El Gobierno de Francia decidió no imponer un nuevo toque de queda, el fin de año, la Noche de San Silvestre, pero el certificado de vacunación será indispensable para poder frecuentar bares, restaurantes, cines, teatros, salas de deporte, y ha declarado el Estado de urgencia sanitaria en el territorio de ultramar de La Reunión, cuando se teme el riesgo de una agravación de la crisis.

Tras un largo Consejo de Ministros, seguido de un Consejo de defensa sanitaria, Jean Castex, primer ministro, y Oliviér Verán, ministro de Sanidad, hicieron un balance de la situación sanitaria, la tarde/noche del lunes, evitando el catastrofismo pero insistiendo en la gravedad de la crisis.

Olivier Véran, ministro de Sanidad, advirtió de que la propagación de la variante Ómicron pudiera acelerarse y agravarse, pudiendo contaminar a más de 250.000 personas por día: cifra excepcional en un país de 67 millones de habitantes.

Previo paso por el Parlamento francés

El Gobierno francés aplicará nuevas medidas restrictivas tras su aprobación en la Asamblea Nacional y el Senado, las dos cámaras del Parlamento francés, en un tiempo récord, antes del 10 de enero próximo.

No habrá toque de queda nacional, la noche de San Silvestre, el fin de año. Pero están prohibidos rigurosamente los fuegos de artificios, las aglomeraciones, las reuniones masivas. En París, y otras capitales de provincias, las grandes avenidas, como los Campos Elíseos, han sido protegidas con un despliegue espectacular de fuerzas del orden.

Resumiendo los trabajos del Consejo de sanidad nacional, Jean Castex insistió en la decisión estratégica: «Hacemos todo lo esencial para acelerar la vacunación de nuestros compatriotas. La vacunación masiva es la clave de la lucha colectiva contra la crisis. La vacuna está en el corazón de nuestra estrategia nacional, como el resto de nuestros vecinos. La vacuna no impide la contaminación ni la transmisión de la enfermedad; pero reduce los riesgos de transmisión. Y, sobre todo, es eficaz contra las formas graves del Covid y las nuevas variantes».

Miedo a un caos mayor por el Ómicron en Francia

El Gobierno francés estima que la vacunación masiva podrá evitar tomar medidas más drásticas, que tendrían «consecuencias catastróficas». El consejo científico había advertido que la multiplicación de toques de queda locales o regionales, el anuncio de medidas más severas, podrían provocar crisis y desorganización en servicios esenciales, como la distribución alimenticia, la seguridad, la energía, los transportes y las comunicaciones.

A partir del 15 de enero, el certificado de vacunación será necesario para frecuentar cafés, bares, restaurantes, cines y teatros, bibliotecas, salones museos, salas de espéctaculos. «Será necesario justificar la vacunación para poder entrar en esos lugares. La presentación de un test no será suficiente», insistió Jean Castex. No podrá consumirse en la barra de bares o restaurantes: solo estará autorizado el servicio en mesas, previa presentación del certificado sanitario.

Reducción de aforos

En los conciertos y reuniones públicas, los aforos quedarán limitados a 2.000 personas en los interiores y 5.000 en exteriores

En el terreno capital de la vida laboral, el teletrabajo será obligatorio tres días por semana, durante un periodo mínimo de tres semanas, en todas las empresas nacionales. Cuando sea posible, el gobierno aconseja cuatro días de trabajo semanales.

El uso de las mascarillas en la calle de las grandes ciudades quedará sometido a las autorizaciones y consejos de las autoridades locales.

El Gobierno francés descarta el toque de queda, a fin de año, la noche de San Silvestre. Y el calendario escolar se respeta. Pero ha quedado convocado un nuevo Consejo de seguridad sanitaria para el próximo 5 de enero, con el fin de estudiar la evolución de la crisis, que ha sido muy alarmante durante las últimas semanas.

La incidencia alcanzó días pasados los 712 casos por cada 100.000 de media en todo el territorio nacional: un nivel muy alto desde la propagación de la pandemia. La cifra de las 100.000 contaminaciones se alcanzó la pasada Nochebuena.

Noticias24Carabobo

Continúa leyendo: Venezolano se entregó a la policía de Miami por asesinar a su esposa


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»