Artech Digital

Callum McBrearty cayó en una trampa de un grupo de “cazadores de pedófilos”, tras tener contacto indecente con un menor de edad. 

Los hombres «cazadores» que lo contactaron se hicieron pasar por “Jamie”, un menor de 14 años, en la red social Grindr para así conversar con él. Unas 3 semanas después, McBrearty le envió una imagen de sus genitales y le invitó a realizar sexo oral.

Este grupo logró convencer a McBrearty de encontrarse con el supuesto niño en un McDonalds y lo retuvieron allí hasta que llegó la policía.

El caso llegó a la Corte de Soutwark Crown, en Reino Unido, donde se procesó a McBrearty por intentar que un niño de 14 años viera una imagen de una persona en actividad sexual.

El sujeto recibió una condena de 8 meses de prisión con 2 años suspendidos, además de una orden que le impide entrar en contacto con menores de 16 años.

Por su parte, el abogado resaltó que en este caso no hay una víctima, ya que el grupo se hizo pasar por un niño de 14 años y que “no se hizo daño a un menor de edad”.

Con información de La Iguana TV