Artech Digital
Ventilador
Foto: Referencial

Una investigación demostró que los ventiladores no son beneficiosos para las personas mayores de 60 años, ya que “los impedimentos debidos a la edad con respecto a la capacidad de sudar” no los permite refrescarse, sino que hacen que les suba la temperatura y que el corazón trabaje más de lo necesario.

Ventiladores
Foto: Referencial

Para llegar a dicha conclusión, participó un grupo de personas entre las edades de 60 a 80 años a quienes colocaron durante 2 horas en un ambiente húmedo y con temperaturas altas. Esto reveló que la temperatura de los participantes subió a 41 grados centígrados y el nivel de humedad subía de 30% a 70%.

También, los resultados indicaron que tanto el ritmo cardíaco como la temperatura corporal subían a medida que se aumentaba el nivel de humedad en la habitación. Este mismo experimento, se realizó con un ventilador en la habitación, tras ello los investigadores observaron que los voluntarios tenían 10 pulsaciones más por minuto y una temperatura corporal un poco más alta.

“Aunque las diferencias no son muy grandes, el efecto acumulativo podría llegar a ser de importancia clínica tras una exposición prolongada al calor, como es el caso de una ola de calor extrema”, explicó el doctor Craig Crandall, profesor de Medicina interna del Southwestern Medical Center de la Universidad de Texas.

Este estudio “aporta una observación interesante y muy importante”, según la doctora Helen Webberley, sin embargo asegura que es necesario hacer más pruebas e investigaciones sobre este tema. “Por el momento, puede que poner el ventilador en un modo de rotación más lenta proporcione una sensación de mayor confort, además de reducir las preocupaciones que ha levantado este estudio”, recomendó.

Con información de Eme de Mujer