Aprende a preparar una cheesecake de fresa para los chamos

453
cheesecake de fresa - cheesecake de fresa
Compartir

Una cheesecake de fresa para los chamos en la merienda es una opción diferente que te aportan muchos beneficios y una tarde particular.

Debes tener mucha paciencia al momento de preparar este postre; ya que es muy delicado en cuanto a la cocción y debe quedarte de manera impecable por la base de la galleta.

Ingredientes:

  • 915 g de queso crema.
  • 1 taza de azúcar.
  • 1 cda. de almidón de maíz.
  • 1 pizca de sal.
  • ½ taza de crema entera.
  • 1 cdta. de jugo de limón.
  • 1 cda de vainilla.
  • 4 huevos.

Para la base

  • 1 ¾ de galletas de vainilla.
  • 112 g de mantequilla.

Para el topping de fresa

  • 2 tazas de fresas.
  • ½ taza de agua.
  • ½ taza de azúcar.

Prearación de la base:

Muele finamente las galletas y agrega la mantequilla derretida. Mezcla bien.

Coloca la mezcla en un molde desmontable de 22 a 25 cms de diámetro, cubriendo toda la base y las paredes, presionando bien para que compacte la galleta.

Sigue leyendo: Un delicioso pastel de chocolate para calmar el desamor

Hornea de 5 a 7 minutos a 180ºC, o hasta que la galleta esté ligeramente dorada. Reserva.

Preparación del relleno:

Bate el queso crema a temperatura ambiente con la batidora a velocidad media hasta que el queso crema esté suave y liso.

Agrega el azúcar y el almidón de maíz y bate bien. Incorpora la crema, el jugo de limón y los huevos (uno por uno), hasta que todo esté cremoso.

Forra con papel de aluminio el molde con la galleta ya horneada, asegurándote que no queden espacios sin cubrir para que no entre el agua.

Vierte la crema de cheesecake sobre la galleta que está en el molde desmontable con papel de aluminio y cocina a baño María en el horno hasta que esté firme.

Apaga el horno y abre un poco la puerta del mismo. Déjalo reposar dentro del horno por una hora.

Sácalo del horno y deja enfriar por completo.

Una vez frío, mete en la nevera por dos horas y desmolda.

Preparación del topping de fresa:

Calienta a fuego medio el agua y el azúcar (sin dejar hervir), hasta que el azúcar se disuelva por completo.

Agrega las fresas limpias y picadas y cocina a fuego bajo hasta que el jugo se reduzca casi por completo.

Deja enfriar. Una vez frío, vierte la mermelada de fresa sobre el cheesecake de fresa.

Sigue leyendo: ¡Divino! Prepara este pastel de papas con queso y tocineta


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»