De acuerdo con la información, la Contraloría del Estado Carabobo Investiga y realizó una fiscalización a la Corporación GasDrácula, antigua Gas Comunal. Tomada por el gobernador de Carabobo Rafael Lacava en junio 2019.

Por otra parte extrabajadores y sindicalistas denunciaron irregularidades que se han presentado en la empresa; indican que están vendiendo cilindros sin las condiciones mínimas de seguridad.

Asimismo, de acuerdo con el relato de trabajadores, la Corporación GasDrácula pidió una prórroga para poder entregar los documentos requeridos por la Contraloría del Estado Carabobo.

En la actualidad, la empresa cuenta con apenas 30% de trabajadores de la nómina de Gas Comunal, y 70% son trabajadores de la Gobernación de Carabobo.

Que de acuerdo con el relato de algunos activos y retirados no cuentan con los conocimientos para poder manipular un combustible tan volátil.

Además, denunciaron que en el comodato que otorgó Gas Comunal no se estipulaba la venta de activos de la empresa, sin embargo, actualmente están vendiendo cilindros de 10 kilogramos.

El cual les hicieron un mantenimiento menor, que consistió en pintarlas de color verde; estampar el logo de vampiro, soldaduras para poner base de sustentación y aros.


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»


Contraloría de Carabobo Investiga a GasDrácula

Mientras que la razón de la inspección, que fue llevada a cabo por Luigi Sánchez, director de la administración descentralizada, junto con otros dos funcionarios mediante Oficio Nª DD-DCAD-00210-2020, de fecha 6 de noviembre 2020; dejó constancia de que la Corporación GasDrácula había entregado informes solo del primer trimestre de 2020.

Sin embargo, durante la fiscalización para dar cumplimiento al Plan Operativo Anual para el Ejercicio Económico Financiero 2020; los auditores dejaron constancia de que la Corporación GasDrácula no presentó en su momento:

«Estado de resultados del primer semestre 2020, conciliaciones y estados de cuentas bancarias, libro diario mayor y de inventario y el libro de compras y ventas. Este solo fue presentado hasta el primer trimestre del año 2020, y la relación de ingresos hasta el primer trimestre de este año».

Igualmente, en cuanto a permisología legal y necesaria, no se entregó el permiso del Ministerio de Energía y Petróleo y tampoco el de alcaldías, ambiente y transporte. Solo fue suministrado el permiso de bomberos.

Los comprobantes de relación del impuesto al valor agregado (IVA) y de impuesto sobre la renta solo fueron suministrados hasta primer trimestre de 2020.

Contraloría de Carabobo Investiga a GasDrácula

Continúa Leyendo: Denuncian nuevo derrame de petróleo desde la refinería de El Palito

Trabajadores despedidos

Del mismo modo, de acuerdo al trabajo especial de Cronica.uno; en agosto de 2019 fueron despedidos 350 trabajadores de Gas Comunal.

Aquel 9 de agosto de 2019, el secretario general del Sindicato Profesional de Trabajadores y Trabajadoras de las Empresas del Gas, Similares y Conexos en Carabobo, José Peraza, precisó a Cronica.Uno:

«Más de la mitad de la nómina fue despedida. En las siete plantas de llenado que hay en la entidad laboraban 765 trabajadores; a más de 350 los despidieron sin dar explicaciones».

12 gandolas menos

Igualmente, cuando GasDrácula asumió la distribución y comercialización del gas doméstico en Carabobo; recibieron una flota de transporte primario que se encargaba de buscar el combustible en el estado Anzoátegui, hora solo quedan 17.

Pero en flota secundaria, que es la que se encarga de distribuir los cilindros en las comunidades; solo se cuenta con 31 camiones, distribuidos de la siguiente manera: Planta I, seis camiones; Planta 2, 15: Negra Hipólita, cuatro; Batalla de Carabobo, 12, y Ángel Aguiar, cuatro camiones.

Pues, para abastecer al estado Carabobo con gas doméstico se necesitan 30 gandolas diarias, pero en 2015 apenas llegaban entre 10 y 15 cisternas por día.

De los vendedores privados hasta el momento quedan solo ocho, cerraron: Valles Gas, Rincón Gas, Benavides, Pérez, R Gas, Limas Gas y Castillo Gas.

Cabe destacar, que usuarios denunciaron que cancelaron por el servicio desde el mes de mayo de este 2020 y no han recibido el despacho.

A estas fechas, algunos conductores de camiones se han acercado a los conjuntos residenciales.

Para Noticias24Carabobo, fuentes indicaron que en la zona norte de Valencia, piden de 600 a 800 dólares; para llenar bombonas residenciales.

Continúa Leyendo: Abuelito golpeado en San Diego lo atendieron en el Hospitalito