Ingrid Gomes sobre su agresión: «si yo no era de él, no sería de nadie»

1341

Desde cualquier punto de vista, el caso de Ingrid Gomes, la joven que sobrevivió a una agresión física por parte de su expareja, resulta casi un milagro.

La noche del domingo 13 de diciembre, la estudiante de Comunicación Social en la  Universidad Santa María (USM), salió con su expareja, José Luis Da Silva, a bordo de su camioneta a una farmacia de renombre en el país.

En el camino, se generó una acalorada discusión. Él le recriminaba a ella la forma en la que terminaron su relación dos meses atrás, debido a un episodio violento del hoy imputado.

Cuando llegó el hombre al carro, cargaba una botella de agua destapada. Ella, confiando en la buena fe de quien era su compañero sentimental, tomó un sorbo de esa bebida. Allí comenzó la tragedia, cuando cayó inconsciente en el asiento del vehículo.

 «Nos vamos a matar los dos»

A los minutos recobró el conocimiento. Desorientada, pudo darse cuenta que estaba subiendo por el Km. 9 de El Junquito, cerca de la casa del agresor.

Inmediatamente, Ingrid le comenzó a recriminar que la drogó, pero él mantenía una actitud violenta. La insultaba y de una vez le espetó la amenaza que estuvo a punto de cumplir: «Nos vamos a matar los dos».

«Cuando íbamos por El Junquito, él me decía que si yo no era de él, no sería de más nadie. Que solo podía estar a su lado», comentó Ingrid ante nuestras cámaras. Con su voz ronca por los gritos y las heridas que recibió en su cuello, siguió relatando lo sucedido.

Cuando Ingrid recuperó algo de fuerza, intentó saltar del vehículo. Ella comentó que recordaba que más adelante estaba un módulo de la Guardia Nacional, a quien pensaba pedirle auxilio.

Si embargo, Ingrid señaló que el agresor, que estaba furioso, se dio cuenta que ella pensaba escapar de él. La tomó por el cabello y decidió arrastrarla, con el carro en marcha, por el pavimento. La cabeza de su exnovia impactó en el suelo y el golpe la desmayó.

«Estacionó la camioneta, se bajó y con el pico de una botella rota comenzó a cortarme el cuello», relató Ingrid, aún consternada por el episodio de violencia que vivió.

Captura del atacante de Ingrid Gomes

No obstante, Da Silva no contó con que justamente detuvo el vehículo frente al módulo de la Guardia Nacional.

Los efectivos llegaron justo cuando él cortaba el cuello de Ingrid. Lo sometieron y neutralizaron; a la víctima la llevaron hasta el Hospital Dr. Miguel Pérez Carreño, en donde debieron reanimarla dos veces por la gravedad de sus heridas.

Mientras Ingrid sufría en una camilla del Pérez Carreño, trasladaron a Da Silva al módulo de la GN. Allí estuvo detenido por tres días, hasta que lo llevaron a la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc). Allí estuvo hasta que resultó presentado ante el juzgado de Control del AMC, en el Palacio de Justicia.

El sábado, mientras Ingrid aún estaba en el hospital, presentaron a su agresor ante el Tribunal 6 de Control de Caracas. La fiscalía lo imputó por la presunta comisión del delito de femicidio agravado en grado de frustración y violencia sexual; todos estos delitos están previstos en la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Enfrenta una posible condena de 30 años

Luego de los elementos de convicción presentados por la representación fiscal, el juzgado ordenó que Da Silva permanezca privado de libertad. Tendrá que pasar 45 días detenido en la cárcel de Tocorón, antes de su nueva presentación ante el juez.

De acuerdo a Caraota Digital, el abogado especialista en derecho penal, Joel García señaló que Da Silva se enfrenta a una condena que puede ser de hasta los 30 años.

Sin embargo, todo puede cambiar si se declara culpable. De ser así, se reduciría un tercio de su pena.

El intento de asesinato que sufrió Ingrid Gomes no es ajeno a la realidad de Venezuela. Tan solo en octubre se registraron 22 femicidios en todo el país, según el monitor de víctimas Utopix.

Estas alarmantes cifras revelan que cada 33 horas ocurre un femicidio en el país. Desde marzo se registraron 148 asesinatos, lo que pone a Venezuela como uno de los países más peligrosos para las mujeres.

También puedes leer: Agresor de Ingrid Gomes fue privado de libertad y trasladado a Tocorón


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»