Uno de los mejores personajes de la comedia latinoamericana ha sido Ramón Valdés, que murió un 9 de agosto de 1988. El actor fue uno de los que más hizo reír al mundo con sus ocurrencias y su manera de hablar.

Hermano de Germán Valdés el conocido Tin-Tan fue introducido en este mundo mágico del cine y la televisión: por su hermano. Desde allí aparecería como extra o en papeles cortos de películas donde muchos querían actuar.

La familia Valdés eran todos cómicos, Germán que era el mayor y que para sus inicios tenía mucha fama. Seguido de Don Ramón, luego venían Manuel “Loco” Valdés, papá de Cristian Castro y Antonio “Ratón Valdés.

Ramón Valdés y el famoso Don Ramón

Sencillo, solo con una franela y un sombrerito playero, el actor conoció a Chespirito y le dio vida a Don Ramón. Fue sin duda este personaje el cual le abrió las puertas del mundo entero y el que lo llevó a ganarse miles de admiradores.

CONTINUA LEYENDO: LA GENTE LE DA LA RAZÓN A WALTER MERCADO POR CRISIS EN VENEZUELA

Era el papá de La Chilindrina, era el señor gruñón, que no pagaba la renta pero también tenía un gran corazón. Allí fue cuando Ramón Valdés subió como la espuma, era el más buscado de La Vecindad.

Viajaron por toda América Latina, todos los personajes de El Chavo, hasta Valencia y nuestra Plaza de Toros; visitaron. Y hasta en la Plaza Bolívar Ramón Valdés se tomó un café y se luestró los zapatos con los limpiabotas.

Sencillo, famoso y recordado

Un cáncer de estómago a la edad de 64 años terminó con su vida; ese 9 de agosto de 1988; too el continente lo lloró, Trabajó en Venezuela en dos programas con Carlos Villagrán producidos por RCTV.

No tuvieron mucho éxito en el programa pero todo el mundo lo sigue recordando; ya con 31 años fallecido. Don Ramón era un actor muy sencillo, que siempre sonreía y hasta le gustaba viajar por los países donde hizo fama.