Desvalijada Unidad de Litiasis y Enfermedades Metabólicas de la UC tras serie de robos

452
uc Desvalijada Unidad de Litiasis y Enfermedades Metabólicas

La Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Carabobo (UC) informó que su Unidad de Litiasis y Enfermedades Metabólicas, Unilime, resultó desvalijada luego de diversos robos registrados desde el pasado mes de noviembre ante la falta de vigilancia.

Unilime consiste en una institución especializada en el funcionamiento y metabolismo óseo y renal. De forma gratuita, brindaba a la comunidad el servicio de consultas y la realización de exámenes clínicos de rutina, así como también otros análisis más específicos relacionados con función renal, metabolismo óseo y litiasis renal.

Este centro asistencial, ubicado detrás del Hospital Universitario Dr. Ángel Larralde (HUAL), en Naguanagua, beneficiaba a pacientes de Carabobo y otros estados del país. “Incluso llegamos a tener pacientes que venían desde Delta Amacuro”, indicó este martes 12 de enero en entrevista con El Carabobeño la directora de Unilime, doctora Marina Naressi.

Se trata de una pérdida equivalente a miles de dólares, explicó la también profesora de la UC. Los delincuentes se llevaron sillas, escritorios, neveras especiales, máquinas para procesar muestras, reactivos, balanzas, entre otros equipos del laboratorio. Además, arrancaron los lavamanos, las pocetas, las tomas y tableros eléctricos y rompieron el techo.

La Unidad de Litiasis y Enfermedades Metabólicas desvalijada no solo afecta a los pacientes atendidos en la unidad, quienes ahora quedarán desasistidos durante más tiempo, sino también a estudiantes de postgrado, tercer, cuarto y quinto año de Medicina de la UC.

Se esperaba que al retomar las actividades académicas presenciales, los de primero y segundo año recibieran clases allí.

Robos 

Los servicios de Unilime se suspendieron en marzo del año pasado debido a restricciones derivadas de la pandemia de Covid-19.

No obstante, Naressi detalló que durante todos los meses de cuarentena solo asignaron un oficial de seguridad para resguardar el edificio de dos pisos en el que funciona el centro; debido a que la universidad no contaba con el presupuesto necesario para contratar a más personal.

Ocho meses después del cese temporal de las operaciones, a finales de noviembre, ocurrió el primer robo. En esa ocasión se llevaron todos los cables y conexiones de los transformadores que garantizaban el suministro eléctrico en la unidad.

Las alarmas se encendieron nuevamente la semana pasada, luego de que los vigilantes del HUAL avisaran a la directora de Unilime que sujetos sacaban sillas por las ventanas traseras. Sin embargo, cuando llegaron al lugar, ya era demasiado tarde. Solo encontraron desolación y destrozos.

Hace una semana las autoridades policiales resultaron notificadas sobre lo ocurrido y acudieron a la sede para iniciar las investigaciones pertinentes. Tanto docentes de la UC, como profesionales de la salud, esperan que el centro pueda recuperarse nuevamente para el beneficio de los pacientes y de los estudiantes.

También puedes leer: Estructura del CDI Las Chimeneas afectado por un incendio


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»