Dios como refugio en la vida del venezolano

616
Dios como refugio - Dios como refugio
Foto: @claroyraspao

La pandemia alejó a las personas de las iglesias pero Dios como refugio entró en los corazones de los venezolanos. Basta pasar por la Plaza Bolívar de Valencia o las otras iglesias que hay en el centro de la ciudad y mirar.

La semana pasada cuando los templos estuvieron cerrados por la semana radical llamó mucho la atención ver a las personas afuera. Unos pasan y se persignan, otros pasan y suspiran teniendo fe en el creador; es verdad Venezuela y el mundo están viviendo etapas duras.

Las personas toman ese momento propio para estar con el creador y pedirle un favor. Pedirle por la salud que decimos que es lo más importante que tenemos; pedirle por nuestra familias, amigos y hasta por el empleo que tenemos.

En el corazón de todos está el creador, como un amigo, el que le pedimos si no hay empleo; el que le pedimos ayuda si queremos comer todos los días; allí siempre está la fe inquebrantable; como una especie de tabla a la cual nos aferramos para poder sobrevivir en el mar de la vida.

Foto: @notiguacarasj

Dios como refugio

Muchas personas ven al creador como una fuerza, como alguien que le pide y lo escucha. Vemos al creador en los ojos de los niños felices, esos que sueñan y son puros; esos que sueñan con conocer Venezuela; y los que dicen que la vida es bonita.

Vemos al creador en los venezolanos que trabajan duro, los que aún cuando están cansados dicen yo sigo; aquellos que dan el todo por el todo por siempre ser los mejores; allí está Dios y la fe.

Venezuela es un país de fe, desde el vendedor de plátanos que se arrodilla a las afueras de una iglesia; para pedir que sus días sean buenos. Cuantas veces no le hemos pedido al creador una solución y la manda con la persona que menos lo esperábamos.

Cuantas veces no tenemos nada y de repente algo sale como una esperanza en la vida; y podemos decir “hoy salvé el día”. Los venezolanos somos personas nobles, luchadoras, nos empeñamos en lograr las cosas; sea como sea la logramos; eso también es tener fe.

Ahora más que nunca

Ahora más que nunca vemos a las personas aferradas al creador; la vemos con esperanza. Por supuesto vemos cosas día a día muy duras, yo diría que demasiado duras para este tiempo; y eso ha hecho que estemos más cerca de él… de Dios como refugio.

Cerca como familia, amigos, compañeros de trabajo y sobre todo como venezolanos; en esta tierra que tenemos de todo y debemos aprovecharlo; y que aún y con los problemas seguimos adelante; creciendo, luchando y viviendo en esta tierra. ¡Dios les bendiga!

Sigue leyendo ahora más opinión en nuestro portal:La calle Martín Tovar en el centro de Valencia